Reviews

Razer Pro Type Ultra y Pro Click Mini Review completa en Español

La serie Pro de Razer dice presente una vez más con una suite de periféricos mejorados tanto en prestaciones como en construcción para ofrecer la mejor experiencia en el trabajo y oficina. El Razer Pro Type Ultra es un teclado de gama alta con switches Razer amarillos, retroiluminación, reposamuñecas acolchado y conectividad inalámbrica con más de 200 h de autonomía.

El complemento ideal será este ratón Razer Pro Click Mini variante pequeña del Pro Click con mayor autonomía gracias al uso de pilas, también con conexión inalámbrica por Bluetooth o 2,4 GHz. Si no es suficiente, también podremos incluir la alfombrilla Razer Pro Glide, aunque en este caso no la hemos recibido.

Antes, agradecemos a Razer su confianza en nosotros por cedernos este teclado para su análisis.

Razer Pro Type Ultra características técnicas

Razer Pro Click Mini características técnicas

Unboxing

Pues comenzamos esta review conjunta de estos dos periféricos efectuando el Unboxing. Como era de imaginar, se han utilizado cajas de cartón en color blanco y verde con aspecto premium, mostrando imágenes y especificaciones de cada producto. Cabe decir que la del teclado será de mejor calidad al ser de cartón rígido, mientras que la del ratón tiene una apertura cuanto menos peculiar al abrirse por completo.

En conjunto tendremos los siguientes elementos:

  • Teclado Razer Pro Type Ultra
  • Reposamuñecas independiente
  • Cable USB para conexión y carga del teclado
  • Ratón Razer Pro Click Mini
  • 2x Pilas AA alcalinas
  • Manual de usuario de teclado y ratón

Análisis del teclado Razer Pro Type Ultra

En primer lugar analizaremos el Razer Pro Type Ultra por ser el componente de mayor repercusión y trascendencia para el trabajo de productividad. Podríamos considerarlo una variante de los Razer BlackWidow, aunque en estética y construcción será distinto en su esencia.

Obviamente manteniendo la personalidad del fabricante, pero utilizando ABS con recubrimiento liso para el keycaps e iluminación blanca fija que no perturbe la atención del usuario. Una buena noticia es que llega con un amplio reposamuñecas para ofrecer la máxima comodidad al usuario mientras apoya las dos muñecas para escribir. Este será totalmente independiente para usarlo libremente y sin ataduras.

Blanco puro, armazón de aluminio y reposamuñecas

El Razer Pro Type Ultra opta por el color blanco como elemento de diseño principal junto al resto de dispositivos de la serie Pro, incluido el laptop Razer Book. De esta forma contrasta con la personalidad gaming del color negro para integrarse perfectamente en escritorio y despachos con mobiliario blanco, que siempre quedan mejor de cara al público. Las medidas del conjunto sin contar el reposamuñecas serán de 439 mm de ancho, 131 de profundidad y 40 mm de altura en la posición más baja.

Para la base de las teclas que actuará como armazón se ha utilizado una preciosa placa de aluminio con acabado metalizado y ligeramente rugoso, la cual hace contraste con el blanco puro de las teclas. Este elemento unibody no es impermeable al agua, aunque si ofrecerá perfecta resistencia al teclado bajo cualquier condición de uso.

Bajo ella tenemos la carcasa que da forma al resto del cuerpo del teclado, construida en plástico ABS de excelente calidad y en acabado blanco mate. Las esquinas están rematadas mediante una suave curvatura para evitar golpes y mejorar el uso de periféricos a su alrededor. Este elemento se notará especialmente grueso y resistente en este teclado, y razón de ello será su peso de 1038 g sin contar el reposamuñecas.

En la zona frontal es donde se ha colocado la conexión USB Type-C para carga de batería y conexión de datos. En este caso no hay presencia de iluminación en los bordes, así que pasamos directamente a la base donde se han colocado 6 grandes patas de goma antideslizante perfectas para cualquier superficie. Razer echa mano de sus clásicas patas frontales que admiten dos posiciones a 45 y 51 mm de altura para adoptar una posición inclinada para trabajar. En un pequeño habitáculo a la derecha se esconde el dongle de conexión inalámbrica.

El reposamuñecas del Razer Pro Type Ultra tiene el mismo tamaño que el utilizado para la serie de teclados gaming en cuanto a profundidad con 92 mm y grosor con 20 mm por la zona frontal. Sobre una carcasa en plástico rígido blanca con idénticas patas de goma, tenemos una suave base acolchada en color gris mate. La espuma viscoelástica interna está cubierta de una lona de piel sintética de poliuretano que será increíblemente cómoda. Prácticamente toda su superficie está aprovechada, así que será el complemento perfecto para trabajar, al menos para nosotros. Puede parecer incómodo el hecho de no tener un sistema de acople fijo al teclado, pero el agarre que nos dan las patas de goma es suficiente para que no se muevan en lo absoluto.

Diseño del keycaps pensado para la comodidad

Tratándose de un teclado pensado para la productividad, lo más importante para el usuario será tener la distribución de teclado más cómoda y utilizada en su territorio. Así que el Razer Pro Type Ultra está disponible para España con distribución ISO y con la “ñ”, que como para muchos nos resulta la más cómoda para trabajar.

La distribución y diseño físico de las teclas es exactamente igual que las del resto de teclados de la marca, quizás una de las más cómodas por separación y por la inclinación de las distintas filas. Utiliza un estilo cóncavo que en posición normal nos deja la primera fila, empezando por debajo, inclinada hacia adelante, y la última hacia atrás, ideal para usarlo con o sin patas.

El teclado se distribuye ampliamente con pad numérico y zona de navegación notablemente separados para su perfecta accesibilidad, igual que la fila de teclas F agrupadas de 4 en 4. Estas cuentan con funciones secundarias que alternaremos pulsando la tecla “fn” a la derecha del espacio. Entre ellas tenemos el control de brillo de la retroiluminación, acceso directo a mail o calculadora, control multimedia y volumen. Lo mejor de todo es que podremos modificar las funciones libremente desde Synapse 3, igual que el resto de teclas disponibles.

Como no podría ser de otra forma, el keycaps tiene un formato de perfil alto al funcionar mucho mejor en mecanografía, aunque esta vez se ha fabricado con plástico ABS en un sistema de doble inyección. Esto quiere decir que hay una doble capa para darle más durabilidad a la tipografía y mejorar la resistencia.

Además se ha implementado un recubrimiento final de tacto muy suave y liso similar o igual al que tiene el Razer Huntsman ELITE aunque con mejor agarre. Esta es la diferencia más importante y remarcable en este apartado, ya que es muy diferente al acabado rugoso que están implementando los modelos Razer actuales enfocados en gaming. El acabado liso es mucho mejor para su uso en escritura, ya que se agarra menos a los dedos y podremos hacer los cambios más ágilmente.

La tipografía sigue siendo la misma que utilizan el resto de modelo, con caracteres delgados, perfectamente legibles y con el contorno marcado para proporcionar una iluminación nítida en oscuridad. Una preocupación para muchos en un teclado blanco sería la de saber si los caracteres se ven de día sin luz, y como podemos ver en las capturas, se verán perfectamente. Con el sistema este de doble inyección, el acabado sin luz de los caracteres es completamente oscuro, casi como si estuviesen impresos con tinta negra, y esto es maravilloso para utilizarlo en cualquier escenario posible.

Interruptores Razer Yellow y experiencia de uso

Continuamos el análisis del Razer Pro Type Ultra entrando ahora en el apartado técnico y prestacional, en donde brillarán, y nunca mejor dicho, los switches Razer Yellow, que para mí al menos es el primer contacto con ellos. Hablando de brillo, esta vez contamos con retroiluminación integrada en color blanco fijo en cada tecla, admitiendo solamente control de brillo, eso sí, con nada menos que 15 niveles de intensidad.

Acerca de los Razer Yellow, se trata de unos interruptores pensados para ofrecer la máxima versatilidad en todos los escenarios posibles debido a su gran velocidad. Tal y como se definen, son los más rápidos al tener un punto de actuación de solo 1,2 mm, y los más silenciosos al tener un recorrido lineal increíblemente suave y ágil con 45 g de fuerza de actuación. Su vida útil está fijada en 80 millones de pulsaciones, casi alcanzando la serie óptica de la marca.

Otro parámetro que demuestra su agilidad será que el punto de actuación vs reset coincide en la misma altura, lo que permite hacer varias pulsaciones casi simultaneas. El recorrido total de la tecla será de 3,5 mm, con un rebote no demasiado potente y un final de recorrido con sonido seco y mínima sensación de acolchado. Lo cierto es que nos han encantado, y son una maravilla para escribir, tan rápidos como los Razer Purple ópticos pero sin el clicky, y aquellos que sepan mecanografía podrán sacarles el máximo partido.

Pero no solo tenemos switches nivel premium, este Razer Pro Type Ultra cuenta con la mejor tecnología detrás para ofrecer su máxima potencia. Cuenta con anti-ghosting de 10 teclas por si lo usamos también para jugar, y un polling rate de 1000 Hz seleccionable desde el software. Su triple conectividad nos permite utilizar como teclado cableado normal, teclado Bluetooth compatible con Windows, Mac, Linux y Android, y mediante frecuencia de 2,4 GHz Razer HyperSpeed de baja latencia. El dongle incluido admite conexión simultánea con ratones compatibles.

Con un switch ubicado en el borde derecho frontal podremos alternar entre el modo Bluetooth, apagado y 2,4 GHz para los tres modos posibles. La autonomía tampoco va a ser demasiado problema, especificando aproximadamente 214 horas de uso sin usar la retroiluminación y con conexión Bluetooth, y unas 207 horas utilizando 2,4 GHz. Con la retroiluminación al máximo la autonomía se reduce a unas 13 horas, siendo ya cifras un poco más justitas, pero aceptables al ser un teclado que la mayor parte del tiempo se utilizará en jornada laboral y con luz exterior.

Con lo que hemos mencionado respecto a los interruptores creemos que os hacéis una idea de que la experiencia de uso con este teclado va a ser la mejor posible para aquellos que busquen rendimiento en escritura y sensación de estar ante un teclado de calidad premium. Quizás nos queda la duda de saber cuánto van a durar las teclas en perfecto estado sin desgastarse al no utilizar PBT, y esperamos que sea mucho con ese recubrimiento externo implementado. El Huntsman ELITE que utilizado a diario aún está como el primer día tras más de 3 años, día tras día sin parar, si os sirve de referencia.

Análisis del ratón Razer Pro Click Mini

Pasamos a analizar el interesante ratón Razer Pro Click Mini, que utiliza un diseño compacto con medidas similares al Razer Atheris, aunque tanto en acabados como funcionalidades será más avanzado. Dichas medidas serán de 100 mm de largo, 63 mm de ancho y 34 mm de alto, así que está pensado para un tipo de agarre ágil, sobre todo Fingertip grip.

Al igual que el teclado, tenemos un diseño completamente blanco con laterales grises recubiertos de goma para proporcionar un agarre mas cómodo. De igual forma, utiliza una conectividad puramente inalámbrica mediante frecuencia de 2,4 GHz y Bluetooth, soportando control de hasta 4 dispositivos, con una elevada autonomía al utilizar 1 o 2 pilas AA para funcionar.

Podríamos añadirla alfombrilla Razer Pro Glide, la cual está diseñada para ofrecer la máxima comodidad al utilizar una base de espuma de goma de 3 mm de espesor con una superficie de tela texturizada en color blanco. Estará disponible en tamaño mediano con 360 x 275 mm y XXL con 940 x 410 mm para colocar tanto ratón como teclado sobre ella.

Diseño compacto y ágil

El Razer Pro Click Mini apunta sobre todo a la agilidad y ocupar el mínimo espacio posible en el escritorio, con diseño compacto y construcción en plástico rígido de gran calidad muy suave. Irá perfecto para agarres tipo punta de dedos y garra, con un total de 7 botones programables. El peso mínimo con una pila será de 88 g, subiendo a 111 g si utilizamos dos, siendo por tanto un ratón bastante pesado para su tamaño.

La zona superior cuenta con dos grandes botones principales ligeramente cóncavos para mejorar la posición de los dedos, estando integrados con la carcasa superior. Se deja una mínima separación entre ellos y utilizan unos nuevos switches mecánicos que soportan 15 millones de clics. Pero lo que más llama la atención de ellos es el diminuto recorrido para hacer clic y lo silenciosos que son, siendo una gozada utilizarlos.

En la zona central tenemos una amplia rueda metálica HyperScroll en la que reside gran parte de la potencia de este ratón. Su orientación profesional se hace efectiva al ofrecer dos modos de funcionamiento que alternaremos con el switch tras ella: modo dentado para dar saltos definidos como un ratón estándar, y modo de giro libre que aumenta la velocidad de la rueda al liberar completamente su giro. No es todo, porque también cuenta con clics de inclinación para navegar horizontalmente por documentos tipo Excel o similares.

El diseño de la zona trasera tiene una acusada curvatura hacia atrás para hacerlo más cómodo Enel agarre, no contando con botón DPI como tal, sino el switch de selección de modo para la rueda. Lo más importante de esta carcasa es que es totalmente extraíble tirando hacia arriba desde la zona trasera. En su interior encontramos el hueco para las dos pilas y el dongle de conexión, además de un acceso casi directo a la zona de switches por si tenemos que hacer un mantenimiento.

Seguimos con las zonas laterales las cuales serán simétricas, aunque solamente la izquierda cuenta con los dos botones de navegación cómodos y perfectamente accesibles en los agarres predilectos. Un recubrimiento de goma punteada se encarga de darnos un buen agarre a ambos lados.

Finalmente la zona inferior del Razer Pro Click Mini tiene 3 grandes patas de PTFE o teflón para un deslizamiento suave y lo más rápido posible. La zona central también tiene un apoyo que permite aislar el sensor y evitar así que entre la suciedad. Un switch izquierdo se utiliza para alternar los dos modos de conexión y apagado, y un botón derecho que se usará para la sincronización por Bluetooth con distintos dispositivos a la vez.

Características técnicas y funcionamiento

En el apartado técnico del Razer Pro Click Mini destaca el sensor Razer 5G con una resolución de 12.000 DPI reales, aportando unas prestaciones propias de ratones gaming con capacidad de desplazamiento de 300 IPS y aceleraciones de 35 G. Permite el ajuste en distintos niveles de DPI con almacenamiento de hasta 5 fases o saltos, configurados desde Synapse 3.

Por supuesto tiene una tasa de sondeo de 1000 Hz para ofrecer una baja latencia en conexión inalámbrica por frecuencia de 2,4 GHz. Para ello se utilizará un dongle Razer HyperSpeed igual que usado en el teclado, así que igual que el otro, admite conexión de dispositivos compatibles con esta tecnología. Mediante un solo dongle y utilizando Synapse 3 podremos conectar ambos dispositivos a la vez. La segunda modalidad de conexión será mediante Bluetooth, soportando hasta 4 dispositivos a la vez para poder alternar el control sobre ellos utilizando el botón inferior.

No disponemos de batería recargable, así que debemos utilizar una o dos pilas AA para su funcionamiento. Aunque será más pesado, lo ideal sería usar dos, por mera razón de equilibrado del ratón, y de esta forma duplicaremos la autonomía. La autonomía estará fijada en más de 100 días con un uso estándar, aunque esto va a depender de la calidad de las pilas y el nivel de uso como es lógico. Un LED en el lomo del ratón se iluminará cuando la batería se esté agotando.

En cuanto al rendimiento práctico del ratón y su sensor tenemos datos nominales y una experiencia perfecta sin aceleración al desplazamiento, tracking o skipping de píxeles. No hay problemas de precisión de ningún tipo con este Razer 5G, mostrando unos buenos resultados también en Enotus Mouse Test, solo sirva de referencia.

Gestión desde Razer Synapse 3

Comenzamos en primer lugar viendo cómo conectar el Razer Pro Type Ultra y el Razer Pro Click Mini en el mismo dongle. El procedimiento será sencillo una vez hayamos instalado el Software Razer Synapse 3 y se haya actualizado con la extensión para el control de los dos dispositivos por separado. Nos dirigiremos a la opción de herramienta de sincronización en alguno de ellos y simplemente pulsaremos en añadir. Dejamos un solo dongle, apagando y encendiendo de nuevo el dispositivo en la frecuencia de 2,4 GHz.

Las opciones de configuración del teclado Razer Pro Type Ultra serán las básicas para los teclados de la marca. Desde el primer apartado podremos personalizar las funciones de las teclas de forma individual, admitiendo macros y casi cualquier acceso posible. Al no tener RGB, las opciones de iluminación serán el ajuste de brillo, modo estático o respiración y función de apagado automático. En el control de alimentación se nos da la opción de fijar el temporizar para entrar en modo ahorro y la atenuación de la iluminación.

Las opciones de control relativas al Razer Pro Click Mini serán también las estándar para un ratón de Razer. En el primer apartado tenemos las opciones de personalización de teclas, fácilmente identificables mediante una representación gráfica del ratón. No se admite modificación del switch de modo de desplazamiento ni del clic izquierdo, el resto, son totalmente libres. Como siempre, tenemos un modo Hypershift para alternar entre dos perfiles de configuración de forma directa.

En el segundo apartado encontramos las opciones de rendimiento del sensor, con hasta 5 saltos DPI, cambio de polling rate y acceso a propiedades del ratón en Windows. Nada fuera de lo normal, pues no contamos con RGB, calibración de superficie ni ajustes de precisión. Desde el apartado de alimentación simplemente ajustaremos el tiempo de entrada en el modo ahorro de energía.

Palabras finales y conclusión acerca del Razer Pro Type Ultra y Razer Pro Click Mini

Concluimos el análisis de un pack de periféricos que sin duda se adaptará a la perfección a los usuarios más exigentes en busca de mejorar su productividad en la oficina. Porque tener un buen teclado es clave para poder escribir y trabajar mejor en textos, y un buen ratón es clave para navegar por documentos. Si venís de un teclado de membrana y el típico ratón de cable de 5 euros, notareis un antes y un después.

Tal es así que seguramente nos quedemos con este paquete para continuar con la buena experiencia que nos ha brindado. El teclado se siente premium desde el primer momento que lo tocamos, con su base de aluminio de gran rigidez y teclas con acabado liso ideales para escritura rápida. Además incluye reposamuñecas acolchado de gran amplitud y suavidad para trabajar cómodamente durante horas.

Los switches Razer Yellow nos han encantado, siendo tan rápidos como los ópticos de la serie Huntsman, pero lineales y totalmente silenciosos. Su desempeño es una maravilla si sabemos mecanografía, y además asegurar una gran durabilidad con 80 millones de pulsaciones. Tenemos anti-ghosting de 10 teclas por si deseamos usarlo para gaming.

Echa un ojo a nuestra Guía switches teclados mecánicos

El ratón también nos ha parecido fenomenal, con la única pequeña pega de ser bastante pesado al utilizar pilas en lugar de batería recargable, pero gracias a esto tenemos una autonomía brutal. Lo más destacable de él serán los rápidos switches principales y la rueda metálica con navegación lateral y scroll libre.

La gran versatilidad que nos brinda el pack al ofrecer triple conectividad inalámbrica por 2,4 GHz y Bluetooth permite utilizarlos en cualquier equipo con un solo dongle, incluso con 4 equipos. Synapse 3 pone la puntilla con capacidad para personalizar las funciones de teclas y botones, y algunos ajustes de rendimiento y autonomía.

El pack completo de Razer Pro Type Ultra, Razer Pro Click Mini y Razer Pro Glide saldría por un total 272€ en la tienda oficial de Razer, concretamente 169,99, 89,99 y 11,99 euros respectivamente. Quizás el elemento más caro en relación con sus prestaciones sea el ratón, y el de mejor relación calidad/precio será el teclado que sin duda merece la pena. Un pack bastante recomendable si nuestro trabajo se basa en estar horas delante de un ordenador, la calidad se nota.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

CONECTIVIDAD BLUETOOTH Y 2,4 GHZ PRECIO DEL MOUSE ELEVADO AL NO SER DE BATERÍA RECARGABLE
INTERRUPTORES RAZER YELLOW IDEALES PARA ESCRIBIR KEYCAPS ABS EN LUGAR DE PBT
DISEÑO NIVEL PREMIUM CON REPOSAMUÑECAS ACOLCHADO
RUEDA DEL RATÓN CON SCROLL LIBRE Y NAVEGACIÓN LATERAL
POSIBILIDAD DE CONECTAR DISPOSITIVOS EN UN SOLO DONGLE
DISTRIBUCIÓN ISO EN ESPAÑOL

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de platino y productos recomendados:

Última actualización el 2022-09-25

Razer Pro Type Ultra

DISEÑO - 93%
PRECISIÓN - 92%
ERGONOMÍA - 90%
SILENCIOSO - 94%
INTERRUPTORES - 93%
SOFTWARE - 93%
PRECIO - 89%

92%

Recent Posts

  • Tutoriales

Vida útil de un portátil: consejos de mantenimiento

Los portátiles son caros, y mantenerlos en buen estado le ahorrará dinero a largo plazo.…

7 horas atrás
  • Tutoriales

Nuestra selección de programas indispensables para tu PC

Los programas indispensables para PC son aquellos que te pueden ayudar enormemente a tener un uso del…

9 horas atrás
  • Tutoriales

5 gafas para ordenador sin graduar que puedes comprar en Internet

Este artículo lo dedicaremos a las gafas para ordenador sin graduar. Y es que, cuando…

10 horas atrás