Reviews

Intel Core i5-12600K Review en Español (Análisis completo)

Alder Lake está aquí y nos está dando grandes momentos de satisfacción en el banco de pruebas, y este Intel Core i5-12600K no va a ser la excepción. Una arquitectura de 10 nm Intel 7 que se ha hecho mucho de rogar, pero que sin duda va a dar sus frutos superando a los Ryzen 5000 en todos los sentidos.

La nueva implementación de núcleos Eficientes y de Rendimiento le hacen sumar a esta CPU 10 núcleos (6 + 4) que nos entregarán un rendimiento muy por encima del Ryzen 5 5600X y brutales mejoras de IPC respecto al 11600K. Se aumenta su caché, soporta RAM DDR5 y PCIe 5.0, siendo capaz de aumentar su Turbo Power a 150W con elevado overclocking. ¿Preparados para ver la CPU más equilibrada de su generación?

Pero antes de comenzar, agradecemos a Intel su confianza en nosotros por cedernos esta CPU para su análisis.

Intel Core i5-12600K características técnicas

Unboxing

Pues comenzamos con el breve Unboxing de este Intel Core i5-12600K el cual nos llegará en una amplia caja personalizada por parte de Intel, que forma parte de un kit de presentación específico para los medios con una impresión de la arquitectura a color, y los procesadores i9-12900K y nuestro protagonista. Ambos dentro de sus respectivas cajitas de cartón flexible con encapsulado de plástico semirrígido para asegurar su protección.

Sobra decir que esta presentación poco tendrá que ver con la de venta, pues serán cajas de cartón flexible en color azul y con un aspecto similar a las anteriores arquitecturas. Lo más importante, es que este modelo no incluye disipador alguno, así que debemos de adquirir uno por nuestra cuenta para instalarlo.

Procesadores Alder Lake: modelos iniciales

Junto al Intel Core i5-12600K se van a presentar un total de 6 modelos que coinciden con lo visto en las últimas generaciones, es decir, primero se lanzarán los modelos K y KF para entusiastas y gamers. Esta arquitectura supone un cambio completo de plataforma, con nuevo socket y por tanto nuevas placas que añadirán compatibilidad con DDR5 y PCIe 5.0, así que debemos comprar el pack completo.

Intel continúa apostando por su implementación en un solo die, en lugar de seguir el camino de AMD y sus chiplets. No será un error, a juzgar por el impresionante rendimiento que han mostrado estas CPU, y la inteligente opción de E-core que ocupan menos tamaño y aumentan los núcleos físicos del procesador.

Los modelos que se presentan serán los siguientes y con esta orientación:

  • Intel Core i9-12900K e i9-12900KF: serán las versiones topes de gama para obtener la máxima capacidad tanto en multitarea como juegos. Cuentan con 8 P-core + 8 E-core (núcleos de rendimiento con HyperThreading y de eficiencia) sumando 24 hilos y siendo la CPU de consumo general de Intel con más núcleos hasta la fecha. La versión KF elimina los gráficos integrados, costando unos $25 menos aproximadamente.
  • Intel Core i7-12700K e i7-12700KF: un poco menos populares, pero siguen siendo CPU de alto nivel en donde solo se desactiva un clúster E-core para darnos 8 P-core + 4 E-core. Se busca un rendimiento muy elevado en juegos y tareas demandantes, pero menor soltura en tareas de productividad al bajar frecuencias y E-core.
  • Intel Core i5-12600K e i5-12600KF: serán los dos modelos de nivel medio, provistos de 6 P-core + 4 E-core, desactivando por tanto un clúster y dos núcleos de rendimiento. Mucho cuidado con estas CPU, porque serán mucho más atractivas si cabe que los anteriores i5, pues cuentan con hasta 16 hilos, overclocking y un rendimiento en juegos casi a la par del 12900K como luego veremos en los resultados.

Diseño del encapsulado y socket LGA 1700

El Intel Core i5-12600K no solo trae novedades internas y en su arquitectura, sino también en el exterior, pues después de bastantes años con LGA 1151, por fin tenemos un socket LGA 1700 completamente nuevo con un enchufe de 45 x 37,5 mm. Esto hace necesaria la incorporación de kits de montaje específicos para la nueva plataforma.

El socket sube a 1700 contactos, disminuyendo ligeramente de altura, pero aumentando de forma no muy comprensible el marco de instalación. Antes teníamos los agujeros a una distancia de 75 x 75 mm, y ahora será de 78 x 78 mm. Esto significa que los backplate cuyos tornillos sean fijos (Noctua o Arctic entre otros) deberán implementar un nuevo kit. Otros como Corsair y Asetek con bracket modificables en tamaño seguirán siendo válidos, pero igualmente deberán incluirse extensores o separadores de distinta altura para ajustar el bloque de disipación a la CPU.

Esto quiere decir que, si queremos reaprovechar nuestro sistema de refrigeración o bloque de aire para la nueva CPU, debemos comprar el kit individual que suministre nuestro fabricante. Estamos seguros de que todos dispondrán de uno, y aunque nos costará unos euros, será mejor que comprar el producto al completo. No lo intentemos con extensores de LGA 1151, porque el cold plate se quedará separados de la CPU.

El sistema de bloqueo para la CPU se ha modificado completamente para hacerse similar al socket LGA 2066, algo que tiene mucho más sentido con el cambio de formato de cuadrado a rectangular. Ahora la bisagra de la tapa queda en el borde contrario a la palanca, bloqueándose esta desde el otro extremo mediante un bracket a presión. Esto supone un menor desplazamiento de la tapa en la CPU y se reparte mejor la presión en la superficie. Además, se crean dos ranuras en cada extremo para permitir una sola posición de instalación de la CPU.

El segundo cambio importante tiene que ver con el diseño del Die y el encapsulado o IHS de las CPU. Efectuándose una nueva modificación en su estructura de capas, pero manteniendo el grosor total. La CPU se compone de 4 capas por así decirlo, Sustrato o PCB (la parte verde que se conecta al socket), Die (dado de silicio con núcleos), STIM (soldadura entre die y encapsulado) e IHS (encapsulado externo).

En este caso se han modificado las tres últimas capas, adelgazando aún más el die debido a la disminución de litografía, y el STIM para que la transferencia de calor hacia fuera sea más efectiva. Para mantener el mismo grosor total, el IHS de cobre niquelado se hace más grueso, lo que en teoría aumenta un poco la resistencia térmica.

Esta nueva generación de procesadores parece ser aún más demandante a nivel térmico que la anterior debido a la mayor cantidad de núcleos y puede que el mayor grosor del IHS. En este Intel Core i5-12600K no vamos a tener tantos problemas y una RL de 280 mm o doble bloque de aire deberían ser suficientes, pero con el 12900K estaremos en una media de 80oC incluso con un radiador de 360 o 420 mm. Cada vez tiene más sentido comprar RL Customs para los setups más potentes, aumentando más el precio del conjunto.

Arquitectura Alder Lake: la mayor alegría para Intel

El Intel Core i5-12600K utiliza una nueva y novedosa arquitectura denominada Alder Lake, basada en un proceso de fabricación llamado Intel 7. En ella se utilizando transistores de 10 nm SuperFin mejorados, pero genera unas densidades similares a los 7 nm FinFET de TSMC, demostrando Intel que los años de investigación y diseño han dado sus frutos.

Esta será la respuesta que da el gigante azul, no solo a los procesadores de escritorio de AMD, sino también a los nuevos M1 Pro y M1 Max de Apple. La implementación continúa basándose en un solo die, en donde tendremos north bridge, memoria caché, gráficos integrados y por supuesto el complejo de núcleos. Y aquí vendrá su mayor novedad con la presencia de los Performance Core (los núcleos habituales de las CPU Intel) y los nuevos Efficient Core (enfocados en tareas del sistema).

Esto le da una gran ventaja a las CPU de 12ª generación, pues a efectos prácticos se aumenta la cantidad de núcleos interna a un total de 6 P-core + 4 E-core para este i5, sumando un total de 16 hilos de procesamiento, superando por mucho margen la capacidad del 11600K, por no decir los modelos anteriores. Este complejo cuenta con un bloque de memoria caché compartida llamado Smart Cache de 20 MB el cual se gestiona de forma inteligente entre núcleos y gráficos integrados.

Otro cambio general de importancia será la gestión del punto térmico o TDP como lo conocemos generalmente, pues se hace dinámico. Así que ahora tenemos un “Processor Base Power” o PL1 de 125 W, que será el mismo que los anteriores procesadores K de la marca, pero capaz de elevarse hasta los 150 W PL2 o “Maximun Turbo Power”. Esto se hace cuando las condiciones de temperatura sean favorables, aumentando el rendimiento de la CPU en ráfagas por tiempo limitado. Si le sumamos el overclocking, tendremos una CPU más demandante a nivel de consumo y temperaturas.

Especificaciones de P-core y E-core, y Thread Director

Intel se adapta a los nuevos tiempos no solo con más necesidades de potencia de procesamiento, sino de mayor eficiencia energética y eficacia en el procesamiento de tareas. Aunque está basado en la arquitectura x86, se cambia un poco el paradigma al implementar dos tipos de núcleos de procesamiento, los Efficient Core (E-core) y los Performance Core (P-core). A Intel aún no le convence esto de los chiplets de AMD, y continúa metiéndolo todo en un solo die más amplio, pero que también genera más calor.

Los explicamos detalladamente en la review del Intel Core i9-12900K, pero volveremos a repasar sus claves aquí.

P-core:

El Intel Core i5-12600K cuenta con un total de 6 núcleos de rendimiento, siendo la misma cantidad que tendrían los anteriores i5 de la marca. Como podemos adivinar, serán los núcleos habituales o tradicionales de las CPU de escritorio, de mayor tamaño y compuestos por dos hilos de procesamiento por cada núcleo, haciendo un total de 12, hasta aquí todo normal.

Pero estos núcleos ahora se dedicarán en mayor medida a las tareas de más potencia, aquellas que requieran una mayor frecuencia y velocidad de procesamiento, pero más ligeras. Serán por ejemplo las tareas relacionadas con los juegos y con la inteligencia Artificial. Su arquitectura basada en Golden Cove aporta hasta un 19% más de IPC que Cypress Cove de Rocket Lake, lo que se traduce en la mejor capacidad de procesamiento a un solo hilo visto hasta la fecha en una CPU x86 de consumo general.

La frecuencia de reloj base de los P-core en el 12600K será de 3,7 GHz, alcanzado una frecuencia de 4,5 GHz constante en todos los núcleos a máximo rendimiento. Se frecuencia en modo Turbo Boost será de 4,9 GHz, exactamente la misma que el 11600K, y no contaremos con modo Turbo Boost Max 3.0. La configuración de caché L2 será de 1,25 MB por cada núcleo, mientras que la capacidad de caché L1 estará dividida en 32 KB L1I y 48 KB L1D, sumando 80 KB por núcleo.

Se ha incluido un nuevo decodificador de instrucciones que aumenta a 6 pistas (4 en la arquitectura anterior) para trabajar con bloques de 32 bytes por ciclo. A este se le une un incremento del tamaño de búfer de reordenamiento (ROB) de 512 entradas frente a las 352 existentes en CPU Sunny Cove de 10 nm. Esta generación no tiene activas las instrucciones AVX-512 ni tampoco el modo Thermal Velocity Boost debido a la presencia de los E-core. Estos núcleos se podrán desactivar individualmente para crear distintos modelos de CPU.

E-core:

E-core

Serán un total de 4 E-core los presentes en el Intel Core i5-12600K, que físicamente se encuentran formando un clúster. El tamaño de este será equivalente a un P-core, así que cada E-core ocupará la cuarta parte del espacio, consumiendo un 40% menos y rindiendo entre un 15 y 20% más que un núcleo Zen 3. Se basan en la arquitectura Gracemont, incorporando un solo hilo de procesamiento y en consecuencia no implementado HyperThreading.

Este tipo de núcleos están pensados para un procesamiento más eficiente, con tareas menos demandantes de velocidad, pero con un carácter de multiprocesamiento escalable más complejo. Vendrían a ser las tareas típicas de aplicaciones y del sistema operativo, de muchos tipos y con extensión variable. Estos E-core hacen que se descarguen mucho los P-core para centrarse en tareas mucho más demandantes, aumentando así la fluidez general del sistema y juegos. Solamente se podrán desactivar o activar bloques de 4 E-core a la vez a diferencia de los P-core que funcionan a nivel individual.

La frecuencia base a la que trabaja este clúster de 4 E-core será de 2,8 GHz, mientras que la frecuencia normal de trabajo en todos los núcleos será de 3,4 GHz. Disponen de un modo Turbo Boost de 3,6 GHz que se activará en un solo núcleo en modo ráfaga. En cuanto a la configuración de caché L2, tendremos un solo bloque de 2 MB compartido para los 4 E-core, y una capacidad por core de 64 KB en caché L1I y de 32 KB en L1D, un poco superior a la presente en los P-core.

Función Thread Director

Dentro de cada CPU Alder Lake tenemos una especie de microcontrolador por hardware que se encarga de controlar cómo interactúan los núcleos con las instrucciones de procesamiento. Esta técnica supervisa la combinación de instrucciones en tiempo de ejecución de cada hilo con una precisión de nanosegundos, optimizando las colas de procesamiento y qué tipos de tareas se asignan a cada tipo de núcleos.

Pero ¿cómo se decide que tipos de tareas son adecuadas para E-core y para P-core? Pues de esto se encargará mayormente el sistema operativo, más concretamente Windows 11 que será la única distribución que se puede comunicar de forma nativa con esta capa intermedia Thread Director. Lo cierto es que a efectos prácticos, no vemos muchas diferencias de rendimiento entre Windows 10 y 11 al menos en estas fases iniciales.

Pero donde sí hay mucha diferencia es en el flujo de trabajo y rendimiento frente a los Core 11000, con mejoras de hasta el 84% en escenarios de creación de contenido (juego + OBS) o hasta el 47% en diseño (programas Adobe)

Intel UHD basados en Xe LP

Intel eleva un poco el rendimiento de sus gráficos integrados al adoptar la arquitectura basada en Xe LP en sus procesadores de escritorio, denominándose Intel UHD Graphics 770 Series. Si bien este paquete aún se encuentra lejos de ofrecer un rendimiento 3D a la altura de las APU AMD Ryzen 5000 con los Radeon Graphics de 7 y 8 UP.

Esta generación 12.2 está basada en un nodo de 10 nm igual que los procesadores de la serie Tiger Lake, pero con un recorte a 32 unidades de ejecución y 256 shaders. Significa que su rendimiento será inferior a las CPU de portátiles, algo que en esta serie de CPU K tendrá sentido al estar pensadas para usarlas con dGPU. Soportarán DirectX 12, HDCP 2.2 y hasta tres conexiones de vídeo 4K, trabajando a una frecuencia base de 350 MHz y turbo de 1450 MHz en los tres modelos i5, i7 e i9-K.

Desconocemos aún si las variantes bloqueadas contarán con un incremento de rendimiento en su apartado gráfico, pero a priori parece que las APU AMD serán un poco mejores para PC centrados en tareas multimedia.

XTU 7.5 y overclocking

El Intel Core i5-12600K será una CPU con núcleos E-core y P-core desbloqueados, pero ambos gestionados de forma individual en su frecuencia de reloj a través de la BIOS o de la herramienta Intel XTU. Para ello debemos de tener instalada la versión 7.5 o superior, funcionando tanto en Windows 10 como 11.

Intel define ahora un multiplicador de reloj independiente para los E-core llamado xE, separado del segundo multiplicador para los P-core llamado xP. Así mismo, encontramos otro multiplicador llamado xG correspondiente a los gráficos integrados y un xR que se encarga del Ringbus y la caché L3. Estos dos relojes que controlan los dos tipos de núcleos cuentan a su vez con un reloj interno capaz de encargarse de todo. Como siempre, las placas de gama alta contarán con su propio reloj para incrementar manualmente las capacidades de overclocking del BCLK.

Parte de este procedimiento podremos hacerlo tanto desde la BIOS como desde la herramienta Intel XTU, siendo a nuestro juicio la forma más rápida y cómoda al no tener que reiniciar ni salirnos del sistema operativo. Es una completísima herramienta propia y gratuita de Intel para modificar el rendimiento de la CPU, tanto en overclocking como undervolting si deseamos una mayor eficiencia térmica. Dispone de ajuste detallado de voltaje y relojes, así como test de estabilidad y modo overclock automático. Así mismo, proporciona un detallado apartado de telemetría para controlar el estado de la CPU.

Novedades en el North Bridge y plataforma Z690

Continuamos explicando las novedades que aprovecha este Intel Core i5-12600K de Alder Lake, parándonos ahora en la interfaz de entrada y salida o North Bridge. Tendremos tres mejoras muy importantes, la compatibilidad con memorias DDR5, interfaz de comunicación DMI 5.0 y la activación de carriles PCIe 5.0.

Empecemos primeramente por la compatibilidad con memorias RAM DDR5, algo que ya iba tocando para dar un paso adelante en rendimiento y eficiencia energética. No obstante, las CPU Alder Lake serán compatibles con módulos DDR4 y DDR5, así que se lanzarán placas para ambos tipos, pero no de compatibilidad simultánea. La pregunta es ¿son mejores que DDR4? Pues a día de hoy no mucho, porque aumentan la latencia provocando que una RAM DDR4 a 5200 MHz rinda casi igual o más que una DDR5 a la misma frecuencia, así que hay margen de mejora aún.

Estas CPU admitirán un máximo de 128 GB en 4 módulos de 32 GB, en un total de cuatro canales de 40 bits de ancho de bus (2 por DIMM). Estos sumarán 80 bits en total, frente al único canal de 64 bits disponible en las DDR4. Se implementa nueva tecnología XMP 3.0 que añadirá hasta 3 perfiles OC para memorias y otros 2 personalizables por el usuario. Añade una nueva función Dynamic Boost Memory que permite cargar varios perfiles simultáneos para adaptarse a las necesidades del sistema.

Intel toma la delantera a AMD al implementar compatibilidad con la interfaz PCIe 5.0, quizás no tan útil actualmente, pero sí pensando a futuro para los próximos SSD PCIe 5.0. Esta nueva interfaz, mejora la velocidad y latencia, siendo capaz de alcanzar 32 GT/s, o lo que será lo mismo un ancho de banda de 4 GB/s simétricos en cada carril en subida y bajada. Por ahora estas CPU van a implementar 16 carriles PCIe 5.0 conectados a una o dos ranuras PCIe exclusivamente, y otros 4 carriles PCIe 4.0 destinados a una ranura M.2.

La interfaz de comunicación CPU – Chipset se actualizad a DMI 4.0, utilizando para ello 8 carriles, cada uno de ellos a 128 Gbps o lo que es lo mismo, 16 GB/s. Esto permite aumentar la potencia del South Bridge especialmente en el chipset Z690, el cual pasa a tener 12 carriles PCIe 4.0 y otros 16 carriles PCIe 3.0, así como soporte para USB Gen2x2, Thunderbolt 4, Wi-Fi 6E o LAN 2,5G. Será la primera vez que una placa cuenta con interfaces 5.0, 4.0 y 3.0 simultáneamente en la misma plataforma.

Banco de pruebas y test de rendimiento

Llega el momento de efectuar los benchmarks junto a otras pruebas de rendimiento para ver si el Intel Core i5-12600K es la mejor CPU gaming por su precio. En esta ocasión hemos utilizado la siguiente configuración para el banco de pruebas:

BANCO DE PRUEBAS

Procesador:

Intel Core i5-12600K

Placa Base:

Z690 AORUS PRO

Memoria RAM:

32 GB Corsair Vengance DDR5 5200MHz

Disipador

Corsair H170i ELITE LCD

Disco Duro

Silicon Power P34A60

Tarjeta Gráfica

Nvidia RTX 3080 Ti

Fuente de Alimentación

Cooler Master V850 Gold

Vamos a efectuar las pruebas principales con Windows 11 actualizado, pues es el sistema que recomienda Intel el tener el Thread Director implementado. Debido a que la placa no soporta DDR4, debemos esperar a tener una de estas para comparar el rendimiento en ambas tecnologías.

Benchmarks (Test sintéticos)

Veamos finalmente qué rendimiento obtenemos en nuestra lista de pruebas para así poder compararlo con el 11600K, el Ryzen 5 5600X y 5800X de AMD. Los test que hemos utilizado son los siguientes:

  • Cinebench R15, R20 y R23 (Puntuación CPU)
  • Aida64
  • 3DMARK (Physics Score)
  • VRMARK
  • PCMark 8
  • PCMark 10
  • Blender proyecto Robot
  • Wprime 32M

La latencia mostrada en esta nueva generación no será mucho más elevada que la obtenida en los análisis de anteriores generaciones, pues vemos que se queda a mitad de tabla con los módulos Corsair. El rendimiento en la lectura, escritura y copia estará al nivel de configuraciones Quad Channel con Threadripper y Core XE, solo con dos módulos en este caso.

La comparativa más importante para reflejar la capacidad de procesamiento pura e IPC serán los test de Cinebench, y vemos que el 12600K se sitúa por encima del 11900K (8C/16T), y a la par del 10900K (10C/20T) y el Ryzen 7 5800X (8C/16T). Esto supone una gran noticia para aquellos que busquen una CPU equilibrada a bajo precio asequible, viéndose sumamente potenciada la serie i5 con sus 10 núcleos. Si a esto le sumamos el increíble rendimiento mono núcleo, solo superado por el 12900K, 12700K y 5950X.

De hecho, vemos que en R15 es un 44% más potente que el 11600K en multi-core y un 11% en mono-core, mientras que en R20 será casi un 50% superior al 5600X en multi y un 19% en mono-core. Diferencias abismales que también elevan esta CPU a un nuevo nivel en rendimiento gaming, situándose a la par del 5800X en Fire Strike (DX11) y solo por debajo del 12900K en Time Spy (DX12). El gran rendimiento en multi tarea se refleja en las puntuaciones de PCMark, superando a toda su competencia para situarse solo por debajo del 12900K nuevamente.

Pruebas en juegos

Es el turno de ver el rendimiento de esta CPU con los juegos que venimos utilizado desde hace algún tiempo. Recordemos que a menor resolución de juego, mayor será la influencia de la CPU. La configuración que hemos elegido en cada caso será la que sigue:

  • Shadow of the Tomb Rider, Alto, TAA, DirectX 12
  • Far Cry 5, Alto, TAA, DirectX 12
  • DOOM Eternal, Ultra, Vulkan
  • Final Fantasy XV, standard, TAA, DirectX 11
  • Deus EX Mankind Divided, Alto, DirectX 11
  • Metro Exodus, Alto, DirectX 12

Los test sintéticos son un buen reflejo del rendimiento de esta CPU, pero si los trasladamos a la práctica con los juegos, obtenemos cifras muy similares a los procesadores comentados antes como el 5800X o incluso el 5950X en Full HD. Al ser una resolución más dependiente de la CPU, sería normal que se viera superada, pero gracias a sus 6 P-core y gran IPC vemos el gran trabajo hecho por Intel.

Si eres de los usuarios que van a jugar en resolución 2K o 4K con una GPU potente, y no eres creador de contenido, esta CPU será de largo la más recomendable, pues la vemos en el primer y segundo puesto en casi todos los juegos probados.

Overclocking

Hemos efectuado un overclocking manual para ver hasta dónde puede llegar este Intel Core i5-12600K con esta RL de MSI. El procedimiento lo llevaremos a cabo desde Intel XTU 7.5, para probar la capacidad de esta aplicación y su manejo.

En esta unidad hemos conseguido elevar su frecuencia P-core hasta los 5,0 GHz en todos los núcleos, y hasta los 4,0 GHz en E-core, con un voltaje de 1,32-1,33 V. La placa de AORUS tiene muy bien ajustados los voltajes de stock, algo que mejoraremos aún más manualmente con un LLC en modo turbo y ajustes en XTU. Esperábamos alcanzar los 5,1 GHz, pero no hemos conseguido estabilidad al menos en este silicio, pero un aumento de 500 MHz es una cifra muy interesante para esta CPU.

Con este incremento hemos obtenido una mejora superior a 800 puntos en Cinebench R20, bastante considerable. Llevados a la práctica, hemos obtenido una mejora de 10 FPS (de 204 a 214 FPS) con Shadow of the Tomb Raider en resolución Full HD. Si a esto le sumáramos un overclocking a la GPU, podríamos llegar sin problemas a los 220 FPS, cifra incluso superior al 12900K.

Consumo y temperatura

Se ha utilizado el test de Prime95 para comprobar temperaturas y consumo, tanto a su velocidad de stock como en overclocking. El consumo medido es de todo el banco de pruebas al completo (excepto monitor), mientras que las temperaturas se han monitorizado con HWiNFO.

El consumo de esta CPU bajo estrés se sitúa en los 334 W, siendo casi 100W más que el 11600K, confirmando que esta generación es más demandante que la anterior. Los voltajes no son muy distintos a Rocket Lake, y si a esto le añadimos más núcleos, pues el aumento es normal. En este caso las pruebas las hacemos con la RTX 3080 Ti, que si la estresamos a la vez que el 12600K obtendremos 601W de consumo.

Por otro lado, el consumo obtenido solamente en la CPU, medido con HWiNFO resulta ser de 10W en reposo, 131W de media en estrés y 143W de pico. En el proceso de overclocking manual no nos ha supuesto un incremento gracias a unos buenos voltajes elegidos, con 77W en reposo y 280W bajo carga.

Las temperaturas no será mucho problema con el impresionante sistema Corsair H170i ELITE LCD de 420 mm, obteniendo una media de 56oC y picos de 67oC. Bajo overclocking las cifras se incrementan a 76oC de media y 79oC de pico. Aunque no revisten problema, son temperaturas elevadas para el enorme radiador que tenemos, y se confirma lo demandantes que son estas CPU con los sistemas de enfriamiento.

Palabras finales y conclusión acerca del Intel Core i5-12600K

El 12600K será una CPU prácticamente redonda en todo lo que un usuario puede pedir para un PC de escritorio: polivalente, gran rendimiento en juegos y multitarea, precio ajustado y con la misma capacidad de conexiones que el mejor de su clase.

Y es que la arquitectura Alder Lake con sus 6 P-core y 4 E-core es todo un beneficio para este procesador de gama media, que rinde tanto como un Core i9-10900K y como un Ryzen 7 5800X, ambos más caros. Las mejoras respecto al 11600K son superiores al 40%, y casi del 50% respecto del 5600X, a priori su rival en precio. El aumento brutal de IPC supone un salto quizás histórico para la marca Azul, suponiendo el final de la hegemonía de AMD en rendimiento puro.

Los únicos “peros” que se le pueden poner a estos Alder Lake es el sustancial incremento de consumo pese a sus 10 nm, y el aumento de temperaturas. Estos modelos K al menos, son bastante más exigentes a nivel de enfriamiento, no solo en OC sino ya en stock. Recomendaríamos una RL de al menos 280 mm para este modelo, o un disipador NH-U12S de Noctua, o incluso más si pensados hacer overclocking.

Te recomendamos la lectura de los mejores procesadores del mercado

Si todo esto lo pasamos a los juegos, esta CPU será un año más el mejor modelo para gamers, pues en Full HD se coloca al nivel de modelos como el 5900X e incluso por encima. Y en resoluciones con más peso para la GPU estará a la par del 12900K, así que todo serán ventajas para presupuestos ajustados. Y hablando de overclocking, un aumento de 500 MHz en P-core nos ha supuesto una gran mejora de rendimiento en juegos y tareas a buenos voltajes.

No podemos olvidarnos de todas las mejoras implícitas en la plataforma, que tendrán mucha más utilidad a futuro que en el presente. Por ejemplo el estreno de los carriles PCIe 5.0 cuando existan SSD de próxima generación, o soporte para memorias DDR5 con hasta 6600 MHz. La plataforma Z690 es la que más carriles PCIe ha tenido nunca en consumo general, siendo una garantía para bastantes años de validez.

El Intel Core i5-12600K se presenta por un precio oficial de $289 USD, que en tiendas de España se traduce a unos 330 euros. Tremendamente superior al 11600K y al 5600X con similar precio a este último, será la mejor CPU de esta generación para la mayoría de mortales. Una vez más, se merece un gran recomendado al ser prácticamente redondo.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

10 NÚCLEOS Y 16 HILOS EN TOTAL

BASTANTE DEMANDANTE A NIVEL TÉRMICO
RENDIMIENTO A LA ALTURA DEL 10900K

MEJOR PROCESADOR GAMING EN PRECIO

DDR5, PCIE 5.0 Y DMI 4.0 EN SU PLATAFORMA Z690

GRAN CAPACIDAD DE OVERCLOCKING

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de platino y producto recomendado:

Intel Core i5-12600K

RENDIMIENTO UN HILO - 97%
RENDIMIENTO MULTI-HILO - 92%
OVERCLOCK - 95%
PRECIO - 94%

95%

Recent Posts

  • Software

Cómo configurar el escritorio remoto en Windows 10 y Windows 11

La conexión de escritorio remoto en Windows 10 y Windows 11 es muy sencilla de…

4 horas atrás
  • Tarjetas de sonido

Ruido dba: Qué es y por qué es tan importa en el audio

El ruido dba es un factor a tener en cuenta a la hora de elegir…

5 horas atrás
  • Placas base

Factor de forma de una placa base: ¿Qué es?

El factor de forma de una placa base no solo afecta al tamaño de la…

6 horas atrás