Reviews

Intel Core i5-10400 Review en Español (Análisis completo)

Hemos adquirido para su análisis el Intel Core i5-10400 debido a su interesante precio y a las prestaciones que ofrece, que de seguro, será uno de los procesadores más vendidos de esta generación. Las premisas son claras, ser el procesador de Intel con 6 núcleos y 12 hilos más económico y con altas frecuencias de 4,3 GHz para asegurar un alto rendimiento en gaming y multitarea.

La compra de equipos de gama media es lo más habitual, y muchos usuarios prefieren ahorrar unos valiosos euros para invertirlos en una tarjeta gráfica más potente o simplemente porque necesitan un PC que “sirva para todo”. Lo que ofrece este i5-10400 no está lejos del i5-10500 por casi 50 euros menos. Y vendrá genial una placa con chipset H470 o incluso B460 y un disipador personalizado. Veamos si será la CPU que buscáis y su rendimiento frente al AMD Ryzen 5 3600 y 3600X ¡empecemos!

Intel Core i5-10400 características técnicas

Unboxing

Para los procesadores de 10ª que no son los i9 tope de gama, la marca azul continúa utilizando una caja de cartón flexible con la presentación habitual en color azul. En ella tenemos una de las caras provista de un agujero para dejar ver el procesador, a su vez metido dentro de un blíster de plástico semirrígido transparente.

En esta versión Intel Core i5-10400 contamos además con un disipador incluido, el cual viene dentro de una estructura de cartón rígido perfectamente aislado de la CPU y con pasta térmica pre-aplicada. En todo caso, sigue siendo el típico disipador de serie de Intel, y a nosotros no nos gusta ni por rendimiento y por lo ruidoso que es.

Además de estos dos elementos principales, el bundle trae consigo una pequeña guía de usuario y al correspondiente pegatina para patrocinar la CPU en nuestro chasis. Por lo demás, no encontramos absolutamente nada más, así que procedemos a ver con detalle esta CPU.

Diseño exterior y encapsulado del Intel Core i5-10400

El Intel Core i5-10400 es el sustituto natural del i5-9400 de la anterior generación. Una CPU que tendrá dentro de la gama media sin capacidad de overclocking y con el mejor precio para las soluciones de 6C/12T del fabricante Intel. Además de esta especificación también contamos con su versión sin gráficos integrados, que a efectos prácticos tiene idéntico rendimiento salvo que requiere GPU dedicada. Su precio es 7 euros inferior a la unidad que analizamos, así que cada cual elije que el le resulte más atractivo.

La CPU que nos propone Intel es un integrante más de la 10ª Generación Intel Comet Lake-S de la marca azul con proceso de fabricación a 14++ nm mejorados en cuanto a frecuencia e IPC. El enfrentamiento más lógico será con el AMD Ryzen 3600, la versión descafeinada del 3600X y la versión más reciente analizada por nosotros, el 3600XT. Será muy interesante ver dónde se sitúa este procesador con el mismo numero de núcleos y multithreading con las CPU de la marca Roja. ¡Se abre el tiempo de apuestas!

Antes de ver los resultados, nos centraremos un poco más en la estructura física el procesador Intel Core i5-10400, el cual cuenta con el tradicional sustrato multicapa provisto de 1200 contactos en formato LGA. Sobre la cara superior encontramos el correspondiente IHS que hace contacto con el único die o dado de la CPU a través de pasta térmica. En este caso no tiene sentido realizar ningún proceso de alisado y pulido de la superficie al ser una CPU sin capacidad de overclocking.

Haciendo nueva referencia al socket, tenemos como protagonista el LGA 1200, una nueva versión que viene de la mano con los nuevos chipsets B460, H470 y Z490 por orden de rendimiento. Al tratarse de una CPU sin capacidad de overclocking, el TDP pasa a no ser tan importante, manteniéndose en los 65W típicos y capacidad de disminución. En cualquier caso, hace obligatoria la compra de una nueva placa base, que en el mejor de los casos rondará los 80 euros más o menos, hasta los 200 euros o más.

No debemos preocuparnos por la compatibilidad con disipadores, ya que mecánicamente se mantiene invariante con respecto a LGA 1151 al ser procesadores con la misma altura y dimensiones de socket con 37,5 x 37,5 mm. Aprovechando esto, vamos a darle un pequeño repaso a disipador de stock.

Disipador incluido

Intel ha optimizado una vez más su arquitectura, pero su disipador de stock sigue siendo idéntico desde tiempos inmemoriales. Bueno, al menos desde que aparecieron los primeros Core 2 además de 10 años, ya ha llovido.

Si bien es cierto que el TDP no es distinto a aquella época, creemos que sería mucho más interesante para el usuario el ver un disipador de mejor calidad que el aquí presente. Cuesta muy poco aumentar la altura de este delgado bloque de aluminio aleteado cilíndrico para que sea al menos como el Wraith Spire de AMD. De esta forma las buenas temperaturas estarían aseguradas y no requeriría un ventilador de 80 mm tan ruidoso como el de este bloque.

El sistema de montaje por supuesto permanece invariante, con los cuatro tornillos pasadores y fijación en tan solo medio giro. Sencillo, pero no fiable al 100% a comprobar que a veces se sueltan debido a la presión o a una mala fijación de clic. Nosotros no lo vamos a utilizar en este caso, y aunque sería en principio suficiente con un chasis bien ventilado, recomendamos algo de mejor tamaño y prestaciones.

Características y arquitectura

Como ya hemos anunciado y todos sabréis, el Intel Core i5-10400 se presenta con una nueva iteración de su proceso de fabricación en 14++ nm. Implementando mejoras en la arquitectura para llegar casi al techo de posibilidades de estos transistores. Aunque no será la última, ya que Rocket Lake-S también se concebirá en 14 nm con un nuevo aumento de IPC y frecuencia y que esperamos, sea la iteración final.

Pero la marca azul ha conseguido extraer más rendimiento a este troquel, y ahora su único dado de silicio cuenta con 6 núcleos físicos y se han duplicado los hilos de procesamiento hasta 12. De esta forma toda la 10ª generación implementa tecnología Intel Hyper Threading para aumentar el rendimiento en alta carga de tareas y procesos, así como una mejora de prestaciones en juegos que de verdad se ha notado. De esta forma se aumenta el número de núcleos en los i9 hasta 10C/20T, 8C/16T en i7, 6C/12T en i5 y 4C/8T en i3, para así no perder comba con AMD.

Pero no es la única mejora, ni mucho menos, ya que la frecuencia de trabajo también se incrementa en el modo turbo hasta los 4,3 GHz frente a los 4,1 GHz que tenía el i5-9400. La frecuencia base sí que permanece igual con 2,9 GHz en estas versiones, viéndose incrementada en el i5-10500 hasta los 3,1/4,5 GHz. En este caso no tenemos tecnología Turbo Boost Max 2.0 o 3.0 ni nada por el estilo, ya que esto solo está disponible en la serie K. Esta CPU trabajará por tanto a esta frecuencia en modo ráfaga y 4,2 GHz en todos los núcleos, que no está nada mal.

Continuamos ahora con la configuración de memoria caché L3 que se ha incrementado en todos los procesadores i5 hasta llegar a los 12 MB frente a los 9 MB de la generación anterior. Ésta trabaja en forma de conjunto asociativo con 12 vías sumando 2 MB por núcleo, aunque será compartida en todos ellos con la función Smart Caché. La memoria caché L2 se mantiene invariante con un total de 1.536 KB distribuida en bloques de 256 KB por cada núcleo en modo asociativo de 4 vías. Finalmente la memoria caché L1 estará dividida en dos bloques L1 de datos y L1 de instrucciones con 32 KB de ambos tipos por cada núcleo en modo asociativo de 8 vías haciendo un total de 384 KB. Esta cifra se repite en las especificaciones superiores hasta el 10600K.

Ya dimos un adelanto de que el TDP permanecería invariante respecto a la generación anterior con 65W sin posibilidad de incremento o decremento. Y tampoco sufre modificaciones la temperatura máxima admisible TjMax de 100oC, a la que no esperamos llegar nunca salvo que nuestro disipador esté despegado del IHS. Recordemos que solamente las versiones “K” elevan el TDP a los 125W, y no existirán versiones intermedias con 95W como sí ocurre en AMD.

Y a diferencia de los Ryzen, toda la gama de Intel cuenta con gráficos integrados en el procesador, salvo aquellas variantes “F” en las que han sido desactivados (que no eliminados al pertenecer al mismo die). No vamos a tener novedades en cuanto a versión, ya que se siguen usando los Intel UHD Graphics 630 trabajando a una frecuencia de 1,10 GHz, 50 MHz menos que en el 10600K por ejemplo. Cuenta con 192 unidades de sombreado y un recuento de 24 TMUs y 3 ROPs soportando una resolución de hasta 4096×2160@60Hz. Tendrán bastante sentido en esta CPU para usuarios que no usen GPU dedicada y monten PC multitarea, de estudio o multimedia baratos pero potentes.

Finalmente la capacidad I/O de la CPU permanece igual que sus hermanos, con un total de 16 carriles PCIe 3.0 sin soporte para Gen4. A esto se le unirían el resto de carriles correspondientes al chipset, que serán de 20 para el Intel H470 y 16 para el Intel B460. Serán los dos que tengan más sentido, ya que el Z490 es más caro y orientado a CPU de gama alta con overclocking. La interfaz de comunicación seguirá siendo DMI 3.0 a 8 GT/s, mientras que la capacidad de memoria RAM se amplía de forma nativa a 128 GB en Dual Channel y frecuencia de 2666 MHz. Esto no quita que se puedan utilizar perfiles OC XMP 2.0 si la placa lo soporta.

Banco de pruebas y test de rendimiento

Sin más esperas, vamos a efectuar los benchmarks y test de rendimiento en juegos para el procesador Intel Core i5-10400. En esta ocasión hemos utilizado la siguiente configuración para el banco de pruebas:

BANCO DE PRUEBAS

Procesador:

Intel Core i5-10400

Placa Base:

ASRock H470 Steel Legend

Memoria RAM:

16GB G.Skill Trident Z Neo DDR4 2666 MHz

Disipador

Corsair H100i Platinum SE

Disco Duro

Samsung 860 QVO

Tarjeta Gráfica

Gigabyte RTX 2080  Super

Fuente de Alimentación

Cooler Master V850 Gold

Para simular un PC de gama media/alta, hemos utilizado una placa con chipset H470 con BIOS actualizada a su última versión. A ella le hemos unido un SSD de 1 TB, 16 GB de memoria que esta vez están limitadas a 2666 MHz por la placa, y una GPU Gigabyte RTX 2080 Super de gama alta.

Benchmarks (Test sintéticos)

Es el turno de someter a las pruebas reales el Intel Core i5-10400. El procesador de la competencia en el que más debemos fijarnos es el Ryzen 5 3600 para evaluar el rendimiento. Pero también está importante ver cómo queda frente a los Intel Core i5-9400F e Intel Core i5-10600K por mera curiosidad. Los test que hemos llevado a cabo son los siguientes:

  • Cinebench R15 y R20 (Puntuación CPU).
  • 3DMARK (Physics Score)
  • VRMARK
  • PCMark 8
  • Blender Robot
  • Wprime 32M

Si algo se repite en la mayoría de gráficas de rendimiento, es que las puntuaciones del i5-10400 son bastante superiores al 9400F, así que de primeras, es obvia la mejora de rendimiento. También en muchas de ellas tenemos una dura competencia con el AMD Ryzen 5 3600, más concretamente en las que evalúan su rendimiento en gráficos. En rendimiento puro, el 3600 es un mejor procesador como se ve en todos los resultados de Cinebench y Blender.

Pruebas en juegos

Hemos probado esta CPU en una placa H470 con los juegos que venimos utilizado desde hace algún tiempo, para así tener una referencia con el resto de modelos analizados. Recordemos que a menor resolución de juego, mayor será la influencia de la CPU. La configuración que hemos elegido en cada caso será la que sigue:

  • Shadow of the Tomb Rider, Alto, TAA + Anisotropico x4, DirectX 12
  • Far Cry 5, Alto, TAA, DirectX 12
  • DOOM 2016, Ultra, TAA, Open GL 4.5
  • Final Fantasy XV, standard, TAA, DirectX 11
  • Deus EX Mankind Divided, Alto, Anisotropico x4, DirectX 12
  • Metro Exodus, Alto, Anisotropico x16, DirectX 12 (sin RTX)

En la resolución Full HD se nota que el rendimiento de sus 6 núcleos a una frecuencia inferior a las otras CPU de la lista, así que tenemos un rendimiento más o menos a mitad de tabla en muchos casos. Sí que hemos notado un rendimiento algo inferior en Doom 2016 y por el contrario unos valores estupendos en Metro pero digamos, son las excepciones. La noticia positiva para Intel es que su CPU está justo por encima del 3600X en casi todos los casos en esta resolución.

Si subimos a 2K el i5-10400 escala algunos puestos en la mayoría de juegos, aunque sigue la pugna con el 3600X y con el propio 10600K superándolos en algunos títulos. Y finalmente la resolución 4K en donde el mayor peso lo lleva la GPU, tenemos valores similares al resto de procesadores, más bien tirando a la zona alta. ¿Qué aprendemos con esto? Pues que esta CPU es la mejor baza para un usuario que quiere montar su PC gaming y ahorrarse un buen dinero, ya que el rendimiento se mantiene al nivel de muchas otras CPU incluso más caras como el 10600K.

Consumo y temperatura

Seguidamente hemos llevado a cabo un proceso de estrés de este Intel Core i5-10400 Con una refrigeración líquida de 240 mm que debería ir más que sobrada. Se ha utilizado el test más exigente de Prime 95 para comprobar temperaturas y consumo, tanto a su velocidad de stock como en overclocking. Estas se han monitorizado con HWiNFO. El consumo registrado será del equipo completo.

Si en algo han mejorado los procesadores Intel Comet Lake-S es en la eficiencia, ya que presenta consumos realmente buenos. Este 10400 en reposo se sitúa en solo 53W frente a los 65W del 9400F, y bajo estrés, es aún mejor con solo 115W. Es casi 50W menos que la CPU de anterior generación, y mejor que todos los AMD de 7 nm. Si estresamos también la RTX 2080 Super el consumo se eleva hasta los 330W.

En lo que temperatura se refiere, esta vez lo ha tenido muy fácil, ya que una CPU bloqueada de 6C/12T con una refrigeración líquida va a rendir de maravilla. Se refleja en las bajas temperaturas en reposo y estrés con 30 y 45oC respectivamente y unos picos de 54oC. Sin duda un sistema sobredimensionado que asegura mantener en perfectas condiciones este procesador durante muchos años. En cualquier caso, con un disipador de un solo bloque sería más que suficiente.

Palabras finales y conclusión acerca del Intel Core i5-10400

Llegamos al final de otro análisis a uno de los procesadores más equilibrados de Intel para esta nueva generación. De hecho será la opción favorita para muchos usuarios que pretendan montar un PC gaming o multitarea económico en la plataforma H470 o B360.

En él se dejan notar en gran medida los 12 hilos de procesamiento sobre todo a la hora de jugar, con mejores resultados que el 9400F y haciéndole competencia al Ryzen 5 3600 sobre todo en pruebas gráficas. Aunque es inevitable que esta CPU sea inferior en rendimiento puro a la CPU del fabricante rojo, como indican los resultados de Cinebench. Para ello deberíamos irnos a un i5-10500 al menos.

Con la configuración de refrigeración utilizada, esta CPU ha trabajado a las mil maravillas, sin duda un sistema sobredimensionado que da pistas sobre lo bien que iría con un disipador de bloque único. Eso sí, recomendamos siempre descartar el disipador de stock incluido por ser muy pequeño y ruidoso. En cuanto a consumo, las cifras también son espectaculares, y podría ser una excelente opción para un Mini PC ITX multimedia y gaming.

Te recomendamos la lectura de los mejores procesadores del mercado

Hablando precisamente de juegos, el gastarnos 50 o 100 euros más no va a darnos una gran ventaja, al menos con una GPU de alto rendimiento. Vemos que este procesador da unos resultados similares al 3600X de AMD e incluso a veces supera al 10600K con su frecuencia de stock, siendo una CPU bastante más barata que esta última. Sus 6C/12T serán muy buena opción para programas de alta carga de procesos, y montar un PC de estudio con él asegurará también PC para muchos años.

Para finalizar, el Intel Core i5-10400 está actualmente a un precio de 204 euros con rebaja por los PCDAYS de 180 euros. Siendo así, es un excelente procesador para equipos polivalentes aptos para gaming, estudio, multimedia, programación y más. Pero como siempre, su rival más duro será el Ryzen 5 3600 y 3600X, que dan un poco más de rendimiento en procesos, y similar en juegos a un precio similar. No obstante creemos que será uno de los procesadores más vendidos en esta generación.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

– ARQUITECTURA ACTUALIZADA A 6 NÚCLEOS Y 12 HILOS

– DURA COMPETENCIA CON EL 3600 Y 3600X DE AMD
– EXCELENTES RESULTADOS EN JUEGOS – DISIPADOR DE STOCK BÁSICO
– RECOMENDADO CON PLACAS H470 Y B360

– EXCELENTES TEMPERATURAS Y CONSUMO

– BUENA RELACIÓN RENDIMIENTO/PRECIO

El equipo de Profesional Review le otorga la medalla de oro y producto recomendado:

Intel Core i5-10400

RENDIMIENTO UN HILO - 90%
RENDIMIENTO MULTI-HILO - 86%
TEMPERATURAS - 89%
CONSUMO - 86%
PRECIO - 90%

88%

Recent Posts

  • Placas base

Ya hay reviewers recibiendo unidades de X670E: AMD confía en sus placas

AMD X670E está cerca y ya hay unidades de review siendo enviadas por parte de…

3 horas atrás
  • Tarjetas gráficas

Micron ya produce las memorias GDDR6X @ 24 Gbps para RTX 40

Micron anuncia que ya está comenzando la producción de sus memorias GDDR6X con una velocidad…

5 horas atrás
  • Tarjetas gráficas

Nvidia RTX 30: Caen sus precios de cara al lanzamiento de RTX 40

Las tarjetas gráficas RTX 30 ya comienzan a caer de precio. EVGA, junto con el…

6 horas atrás