Configuración PC Gamer 850 EUROS

¿Buscas una configuración de PC gamer por 850 euros? Este es sin duda un «punto dulce» entre los equipos que son potentes pero caros, y los que son baratos pero lentos. Con un presupuesto así, se puede conseguir un equipo excelente para 1080p 144Hz e incluso explorar los 1440p 144Hz.

¿Estás list@ para explorar nuestra propuesta? Vamos a explicarte paso a paso la elección de cada componente, para que así lo entiendas todo a la perfección. ¡Vamos allá!

Propuesta de configuración de PC Gamer por 850 euros

Modelo Precio
Caja MSI MAG Forge 100M 62,81 EUR Comprar en Amazon
Procesador
Intel Core i5-13400 222,89 EUR Comprar en Amazon
Placa base
GIGABYTE B760M DS3H DDR4 96,12 EUR Comprar en Amazon
Memoria RAM 2x8GB DDR4 3200 43,89 EUR Comprar en Amazon
Disipador CPU OPCIONAL: Cooler Master Hyper 212 EVO V2 36,89 EUR Comprar en Amazon
Tarjeta gráfica NVIDIA GeForce RTX 4060 8GB 308,35 EUR Comprar en Amazon
SSD Crucial P3 Plus NVMe 1TB PCIE 4.0 72,99 EUR Comprar en Amazon
Fuente de alimentación Gigabyte P650B Bronze 63,29 EUR Comprar en Amazon

Última actualización el Productos no encontrados

No queremos que te quedes sin opciones para elegir, por lo que también te dejamos una configuración muy similar en PCComponentes:

También ten en cuenta que puedes bajar el presupuesto eligiendo la AMD Radeon RX 7600 8GB, una tarjeta gráfica más barata y de rendimiento muy similar a la RTX 4060 en juegos, pero NVIDIA tiene DLSS 3.0 y mejor capacidad de ray tracing, así que debes elegir la opción más adecuada a tu presupuesto y necesidades.

Última actualización el 2024-06-21

Elección de procesador

Como en otras configuraciones similares, en esta configuración de PC gamer de 850 euros hemos elegido un procesador Intel como la única opción en esta configuración. ¿Cuál es el motivo? ¿Son mejores las CPU Intel que AMD?

Lo cierto es que no tiene nada que ver con disputas entre Intel y AMD. A diferencia de lo que a veces se piensa, las CPU AMD no son peores que las de Intel, de hecho han avanzado tanto en los últimos años que muchas de ellas no tienen rival, gracias a su potencia y eficiencia.

Vamos, que estamos en una situación de mercado equilibrada, en la que los dos grandes competidores están haciendo bien las cosas, y las CPU de Intel y AMD son totalmente recomendables.

Pero en este caso destaca lo que ofrece Intel. El tipo de CPU en el que estamos interesados es la opción calidad-precio de la gama media, con 6 núcleos y 12 hilos. Esta posición era, de hecho, un gran territorio de AMD en los tiempos del Ryzen 5 5600. Pero, ahora su plataforma AM5 es más cara, porque no tienen una CPU Ryzen 7000 asequible, y nos vemos obligados a elegir memoria DDR5 y placas más caras.

¡Con un Intel Core i5 de última generación, no tenemos 6 núcleos sino 10! Son 6 núcleos y 12 hilos de alto rendimiento y 4 núcleos y 4 hilos eficientes en un mismo procesador. El resultado: 10 núcleos y 16 hilos.

Por ello, hemos elegido este excelente Intel Core i5-13400 para jugar, que nos permite centrarnos en una buena tarjeta gráfica, consiguiendo así un presupuesto que llega a servir para jugar a 1440p. Además, por fin podemos acompañarlo de una placa base de «chipset barato», ya que hasta ahora Intel limitaba la velocidad de RAM en sus placas más baratas.

RAM holgada y almacenamiento SSD M.2 NVMe de sobra

En este tipo de configuraciones, es casi obligado tener 16GB de RAM. Esta es una cantidad que actualmente va sobrada para la mayoría de usos, y en particular un gamer tendrá más que suficiente para jugar y tener programas abiertos a la vez.

Incluir 8GB de RAM en un presupuesto así sería una mala decisión, como también lo sería irse a menos de 3000MHz de velocidad o a módulos single channel. Es fundamental tratar bien la elección de la RAM, pues es mucho más importante de lo que parece.

En cuanto al almacenamiento, hemos optado por un único SSD. Es fundamental que se incluya una unidad de estado sólido para el sistema y programas principales, ya que es increíble la fluidez que aportará al sistema, y con tiempos de carga muy reducidos.

Podríamos haber apostado por incluir un disco mecánico (HDD), de forma auxiliar al SSD que ya hay. Pero hemos preferido centrarnos en otros aspectos del presupuesto, además de que los 500GB de capacidad del SSD deberían ser más que suficientes.

Una tarjeta gráfica capaz

La tarjeta gráfica elegida en esta configuración de PC Gamer por 850 euros es la NVIDIA GeForce RTX 4060, la nueva reina de la gama media. Este modelo de última generación cuenta con todas las ventajas de la última generación de gráficas, como son el soporte para ray tracing por hardware y los tensor cores para activar la tecnología NVIDIA DLSS.

Estamos, nada menos, ante la gráfica con Ray tracing más barata de esta generación, por lo tanto marca un punto perfecto para esta configuración. En apartados siguientes, veremos cómo es su rendimiento en los principales juegos, para que quede claro de qué es capaz esta configuración.

Lo que mostraremos, con una tabla completa, es el excelente rendimiento que arroja esta tarjeta gráfica, que combinado con el apoyo de RT y DLSS nos augura un excelente desempeño gaming.

Refrigeración, fuente de alimentación y caja

¿Por qué no hemos incluido un disipador en este equipo? Pues básicamente porque la CPU ya trae uno consigo. Naturalmente, es un disipador básico, que no hará el mejor de los trabajos y que será algo más ruidoso de lo normal, pero es lo que hay para un presupuesto así de ajustado. Como alternativa, te hemos dejado el clásico 212 EVO en su versión mejorada.

Sin una buena fuente de alimentación, no somos nadie. Todo el equipo podría estropearse si la fuente lo hace y esta es mala. Hemos apostado por la Gigabyte P650B. Estamos ante una fuente buena, que de hecho se ha ganado una mención en nuestra guía de mejores fuentes de alimentación del mercado, debido a su gran relación calidad-precio. Esta tiene una potencia más que sobrada para alimentar todo el equipo, así que estamos preparados para el futuro.

En cuanto a la caja, no podemos ir a por un «horno» en el que nuestros componentes se sobrecalienten   innecesariamente. Tenemos la suerte de que en el rango de los 50-60 euros hay cajas muy buenas, como el modelo de MSI que hemos incluido, cuya refrigeración es excelente y que además tiene luces (perfecto).

Analizando qué juegos corre esta configuración de PC Gamer por 850 euros

Ya te hemos explicado por qué hemos elegido cada componente, pero no hemos hablado de lo que más importa: cómo rinde en la práctica este equipo. En concreto, qué juegos corre este i5-11400F y RTX 3060, y qué tan bien lo hace.

Nos basaremos en los datos de nuestra review de la RTX 4060:

Como vemos, estamos ante una tarjeta gráfica perfectamente solvente para jugar, con un rendimiento absolutamente intachable y capaz a resolución 1080p (superando 100 FPS casi siempre) y a resolución 1440p (siempre con 60 FPS o más).

Evidentemente, a 4K empieza a cojear un poco, lo que es un indicativo de futuro que puede parecer preocupante, pero no debemos olvidarnos de que NVIDIA DLSS está a nuestra disposición, como un método de reescalado inteligente extraordinario que aquí podría actuar como un «seguro» de cara a los próximos años, donde desahogue a la RTX 4060 de lo demandantes que puedan ser los juegos del futuro.

Vamos, poniéndolo en términos coloquiales, esta gráfica es la leche y sin duda un objetivo totalmente interesante para este presupuesto.

Conclusiones sobre la configuración de PC Gamer de 850 euros

Hasta aquí ha llegado nuestra configuración de PC Gamer de 850 euros, donde hemos buscado el mejor equilibrio en relación calidad-precio de la gama media. Para ello, hemos elegido:

  • Un procesador de 6 núcleos y 12 hilos con un rendimiento excelente a bajo precio.
  • RAM veloz en cantidades sobradas y almacenamiento SSD de alto rendimiento para asegurar la fluidez del equipo.
  • Una tarjeta gráfica de gama media con soporte para tecnologías como ray tracing y DLSS, la NVIDIA RTX 4060.
  • Por supuesto, una buena caja, y una fuente de alimentación de calidad para asegurar el futuro del equipo.

Lo más fundamental nos ha parecido asegurar esa combinación de CPU y GPU, que nos traeará grandes alegrías y que tiene una durabilidad muy alta de cara al futuro. Lo demás es simplemente buscar algo con un precio ajustado, pero una calidad sobrada, pues al fin y al cabo si nos vamos a una placa base o fuente mala, tendremos una pata que cojea y una gran posibilidad de quedarnos sin PC.

Esperamos que te haya gustado esta configuración, y te animamos a visitar nuestras demás propuestas de configuraciones de PC:

El mayor reto a la hora de definir esta configuración es encontrar el equilibrio entre CPU y GPU, pero creemos que lo hemos hecho. También que las gráficas están más caras que hace unos años, pero la cosa no tiene nada que ver con lo que se llegó a ver en 2021 y 2022, donde una GPU así habría costado más de 700 euros, y afortunadamente ya se puede decir que es viable comprar un PC por piezas como este. En todo caso, si tienes cualquier duda o cuestión, te animamos a dejarnos tus comentarios, y estaremos súper felices de ayudarte.