Procesadores

Windows Defender puede afectar significativamente al rendimiento

Recientemente se ha descubierto un problema de rendimiento que afecta a Windows Defender y los procesadores Intel Core. La caída de rendimiento provocada por Windows Defender afecta a todas la serie Core desde el 2008 en adelante, desde la serie Nehalem.

Windows Defender puede afectar significativamente al rendimiento

El problema fue descubierto por Kevin Glynn (Uncle Webb), desarrollador de herramientas como ThrottleStop y RealTemp, bajo el ala de TechPowerUp. La caída de rendimiento se ocasiona con la protección en tiempo real de Windows Defender.

La primera señal de que algo está ocurriendo es que HWiNFO informará de una velocidad de ‘Effective Clock’ (Reloj efectivo) más bajo cuando la CPU está completamente bajo carga. Según las pruebas, un procesador Core i9-10850K con una velocidad de reloj de 5.0 GHz en todos los núcleos, afectado por este problema, baja un 6% el rendimiento en Cinebench. Esto se repetiría en las series 8, 9, 10 y 11. Además, el problema está afectando a los sistemas operativos Windows 10 y Windows 11.

Los procesadores Intel Core cuentan con tres contadores de función fija. Cada uno de estos contadores puede programarse en uno de los cuatro modos, para configurar en qué nivel de privilegio cuenta: deshabilitado, SO (anillo-0), usuario (anillo>0) y ‘All-Ring Levels’ (niveles de todo el anillo).

Te recomendamos nuestra guía sobre los mejores procesadores del mercado

Utilidades populares como HWiNFO, OCCT, Core Temp, y ThrottleStop, todos establecen estos contadores en «modo 3» o «All-Ring Levels». Como todos ellos establecen el mismo modo, no hay problemas con que varios programas utilicen el mismo contador. Por otro lado, Windows Defender establece el contador en «modo 2’ de forma aleatoria, durante períodos de tiempo aleatorios, provocando una caída en el rendimiento.

La solución al problema

TechPowerUp está recomendando dos posibles soluciones para la caída de rendimiento provocada por Windows Defender y la manipulación de los contadores.

  1. La primera solución es deshabilitar la monitorización en tiempo real de Windows Defender. Esta es la solución más rápida, pero también más peligrosa, ya que deja desprotegido el sistema. Sin embargo, sería posible optar por otras alternativas de Antivirus y anti-malwares que son gratuitas.
  2. La otra solución que sugieren es la de instalar la herramienta ThrottleStop (v9.5), que tiene una función en la ventana de «Opciones», llamada «Windows Defender Boost», que garantiza el máximo rendimiento y la monitorización perfecta del ‘Core Effective Clock’ del procesador en todas las aplicaciones. No es necesario tener la herramienta abierta, sino que simplemente puedes bootear con ThrottleStop y cerrarlo después para que los cambios estén aplicados.

Pueden ver más informaciones este enlace de TechPowerUp, donde entran más en detalles sobre esta problemática.

Recent Posts

  • Smartphone

Borrar memoria caché de Apps en Samsung Galaxy S22 y S21

La memoria de nuestro  dispositivo es muy importante ya que nos permite hacer ciertas cosas…

1 hora atrás
  • Tarjetas gráficas

RTX 4090: 60% más de rendimiento que RTX 3090 Ti en CUDA

Este podría ser el primer benchmark no oficial de la RTX 4090, dónde está mostrando…

3 horas atrás
  • Redes domésticas o profesionales

Intel Raptor Lake, los próximos PCs tendrían un ‘detector de proximidad’

Los próximos PCs con procesadores Intel Core Raptor Lake podrían contar con una tecnología que…

3 horas atrás