Reviews

Razer Huntsman V2 Analog Review en Español (Análisis completo)

El Razer Huntsman V2 Analog se presenta ante nosotros, y tenemos el placer de probarlo a fondo para todos. La serie Huntsman de Razer se distingue por llegar siempre la innovación a máximo nivel, y esta no será la excepción al incorporar los interruptores ópticos analógicos de nueva generación. Una nueva forma de accionamiento en donde podremos incluso configurar el recorrido de la tecla, añadir dos funciones por pulsación y tener nuestro propio mando en el teclado.

Y no nos olvidamos de su impresionante calidad de construcción, teclas PBT, iluminación Razer Chroma en todos los rincones y reposamuñecas de cuero sintético mejorado y más cómodo. Si quieres saberlo todo sobre tu próximo teclado, te invitamos a que te quedes con nosotros en este análisis ¡empecemos!

Pero antes de seguir, agradecemos a Razer su confianza en nosotros el cedernos este teclado para su análisis.

Razer Huntsman V2 Analog características técnicas

Unboxing

El Razer Huntsman V2 Analog no llegará de la mejor forma posible, dentro de una caja de cartón rígido de gran calidad y completamente decorada con fotos del teclado y parte de sus funciones destacadas. En el interior encontramos el producto principal colocado sobre un grueso molde de cartón con tapa de plástico semirrígido. El resto de accesorios se reparten en la zona inferior.

El bundle contará con los siguientes elementos:

  • Teclado Razer Huntsman V2 Analog
  • Reposamuñecas acolchado magnético
  • Adaptador USB-C a USB-A
  • Manual de instrucciones

Diseño y construcción de máxima calidad

Tenemos experiencia con la serie Huntsman y sabemos que es de las mejores del mercado. Esto lo demuestran las mejores cifras de ventas de un teclado gaming en USA con el Huntsman Elite y más de dos años de uso en aquí un servidor. Pero ahora dan un paso más lejos con el Razer Huntsman V2 Analog, incorporando los interruptores más versátiles se que hayan visto en un teclado, combinando tecnología óptica y analógica a la vez.

Respecto al diseño, pues no cambia en cuanto a medidas respecto al Huntsman Elite, por ejemplo, pero tenemos un keycaps diferente que mejora su uso y un reposamuñecas acolchado hasta los bordes que también mejora sensaciones. Podría ser un teclado prácticamente perfecto.

Armazón y reposamuñecas

Empezamos estudiando el diseño del armazón sobre el que se sostiene este Razer Huntsman V2 Analog, cuya construcción se basa en metal y plástico rígido. Se trata de un teclado de formato completo, así que las medidas son de 44,8 cm de largo, 14 cm de profundidad y 4,5 cm de alto sin extender sus patas. El peso rondará los 1,2 kg por el uso de metal, todo ello sin contar el reposamuñecas, que añadirá unos 90 mm de profundidad extras y 250 g de peso.

La base de teclas está construida en aluminio para brindar la máxima protección y rigidez posible. Presente un acabado sedoso y utiliza pintura en color negro mate como es bastante habitual. Sus bordes presentan un biselado que mejora el agarre, con esquinas terminadas en curvatura. Bajo esta placa tenemos una carcasa de plástico rígido en la que se integra una banda de iluminación Razer Chroma que recorre el teclado al completo, igual que el resto de la familia, brindando una experiencia de personalización casi única.

Tenemos un borde de aproximadamente 10 mm en la zona de posicionamiento de las manos para el caso en que no queramos utilizar el reposamuñecas incluido. No será la posición más cómoda desde luego, por ser un teclado sumamente elevado respecto al suelo. La posición más cercana al usuario registra 37 mm de altura, mientras que la más alejada se eleva hasta los 45 mm. Esta inclinación permite obtener mayor comodidad para mecanografía.

Y si vemos el Razer Huntsman V2 Analog de perfil comprobaremos que el diseño del teclado es ligeramente cóncavo, aunque no demasiado acusado. Será el punto justo para alcanzar un equilibrio de comodidad si utilizamos o no las patas inferiores. Las teclas F de todas formas están bastante alejadas del resto y haciendo un escalón con la fila de números, así que no será de las más accesibles que encontraremos.

Antes de ver la zona inferior, tenemos dos detalles importantes en los bordes. El primero es que la toma de alimentación de sus dos cables se mueve a la izquierda respecto al Hunstman Elite, con un conector mejorado en rigidez, aunque cable mallado similar. Dicho cable cuenta con una conexión USB-C (con adaptador) para conectar el teclado, y otra toma USB Type-A. Esta última se usa para el segundo elemento importante, y es un puerto USB 3.2 Gen1 Type-A ubicado en el borde izquierdo para poder conectar más periféricos.

Nos vamos hacia la zona inferior del teclado para ver que se han colocado dos amplias patas en la zona frontal. Estas cuentan con un sistema de doble altura, con un primer escalón a 51 mm de elevación en la tecla Esc, y un segundo escalón a 59 mm medidos en la misma tecla Esc. La superficie de estas patas no tiene acolchado de goma, aunque esto ya se suple en los apoyos principales en la base del teclado. Excelente sistema de apoyo, con superficie antideslizante y absorbiendo el ruido que generamos al utilizar el teclado.

Acerca del reposamuñecas, tenemos una actualización respecto al presente en la anterior generación con el acolchamiento llevados hasta los bordes. De esta forma toda la superficie al completo se convierte en un excepcional apoyo para escribir y jugar. Tanto en acabados como dureza de la almohadilla, tenemos sensaciones similares. También cuenta con zona de iluminación, construcción en aluminio y cuero sintético, y conexión magnética rápida.

Diseño del keycaps

Nos concentramos ahora en el diseño de las teclas y keycaps del Razer Huntsman V2 Analog, que también han cambiado respecto a la generación anterior para mejorar la ergonomía y ayudar más a usuarios que utilizan el teclado mirando las teclas. Podemos comprobar a través de las capturas que el teclado estará disponible en una distribución en perfecto español.

Las teclas se han construido mediante un sistema de doble inyección de PBT (Tereftalato de poliuretano). En la primera capa de inyección es donde se genera el soporte de la tecla, siendo translúcido para dejar pasar la iluminación Razer Chroma con la que se equipa cada interruptor. La segunda capa cuenta con un acabado notablemente rugoso y está pintado en color negro mate con el layout serigrafiado superficialmente.

Cada tecla presentará un área mínima de 12 x 14 m, con una superficie notablemente cóncava para mejorar el apoyo del dedo. El layout utilizado cuenta con el mismo tipo de fuente que el resto de teclados Huntsman, pero en su caso los caracteres secundarios de las teclas numéricos son más notorios al usar color blanco y mayor grosor en la tipografía. Las teclas del panel intermedio también presentan con la tipografía ampliada en tamaño.

El Razer Huntsman V2 Analog contará con la misma fila de LED indicadores sobre las teclas de dirección que el resto de modelos, así como el panel de teclas multimedia en la esquina superior derecha. Este panel tendrá los controles hacia delante, atrás, play/pause, rueda de volumen y quitar volumen. También contamos con las teclas de función Fn y memoria, las cuales nos permitirán ejecutar funciones dobles que hayamos configurado desde el software, o cargar un perfil desde la memoria.

Interruptores ópticos analógicos más avanzados

El apartado quizás más importante y relevante de este Razer Huntsman V2 Analog será en el que analizamos los interruptores ópticos analógicos que se han equipado. De esta forma no solo tenemos un accionamiento óptico como los demás Huntsman, sino que va un paso más allá, distinguiéndose esta ver con un color negro.

El mecanismo de activación de estos interruptores consiste en presionar una tecla cuyo recorrido irá modificando el nivel de escala de entrada. Esto significa que la señal luminosa se irá estrechando o ensanchando en función de la profundidad con la que pulsemos la tecla. Un sensor se encarga de medir la intensidad de luz que atraviesa una abertura triangular en el vástago del interruptor que se ensanchará más cuanto más profundo lo presionemos.

¿Y para qué sirve todo esto? Pues en función de la intensidad de luz, el teclado registrará distintos estímulos de entrada que podrán ser hasta dos mismas funciones para una sola pulsación, o funcionar igual que un joystick analógico de un mando de consola. Es más, incluso podremos modificar la gráfica de potencia de cada actuador individualmente desde el software Synapse 3, tal y como lo veremos luego.

Hablar de recorrido de activación en este Razer Huntsman V2 Analog no tiene sentido, pues podremos cambiarlo tal y como deseemos por su naturaleza analógica. En cualquier caso, tenemos un recorrido máximo de 3,6 mm con un rango de actuación desde los 1,5 mm hasta los 3,6 mm. De fábrica vienen configuradas con el recorrido de actuación de 1,5 mm, el mínimo posible para aportar la máxima velocidad y respuesta posible en juegos o mecanografía.

No se han detallado aún las características de fuerza de actuación o velocidad de rebote, pero en el primer caso rondaremos los 50 g incrementándose mientras más apretemos la tecla. El rebote es instantáneo y de un alto poder de retroceso para no perder un solo instante y crear un nuevo ciclo de actuación. Estos interruptores están preparados para soportar 100 millones de pulsaciones.

El mecanismo que se utiliza no cuenta con sonido clicky, siendo completamente lineal, pero con sensación táctil. Para ello se utiliza un sistema de vástago con muelle y llave metálica muy similar a los Razer óptico-mecánicos para mejorar su estabilidad. En el recorrido no se percibe ningún tipo de rozamiento, siendo de gran limpieza y dando una sensación de flotación similar a los Cherry VIOLA por poner un ejemplo. La fijación de la tecla es la misma que en la generación anterior, mediante una cruz central. La caja cuadrada que hay alrededor solo hace la función de apoyo y estabilización, así que al final notaremos una ligera holgura en la tecla que con el paso del tiempo se incrementará poco a poco.

Personalización por software: casi como tener un mando

Solamente nos quedar ver las opciones de configuración disponibles para este Razer Huntsman V2 Analog, las cuales llevaremos a cabo mediante Synapse 3, el emblemático software de Razer para periféricos.

Una vez instalado y actualizado el programa, contaremos con un total de 6 apartados principales de los cuales nos interesarán especialmente el de Teclado, Studio y Visualizer. Éste último tiene como función la de responder de forma inteligente a la fuente de sonido que configuremos. Podremos seleccionar nuestra salida de audio preferida, asignar una animación y configurar algunos aspectos como el desvanecimiento o la escala. El teclado responderá como si de barras de sonido se tratase.

En la sección de iluminación accesible desde el apartado de teclado, encontraremos, bien el modo básico en el que dispondremos de varias animaciones predefinidas, o bien en el modo avanzado mediante Chroma Studio. Será en él donde podamos personalizar tecla a tecla y a través de capas la iluminación del teclado. Con varias herramientas estilo Paint y posibilidad de selección manual de regiones, prácticamente no habrá límite en la capacidad de personalización.

El apartado más interesante para el jugar sin duda que será el de personalización de teclas y funciones. Este se mantiene similar al resto de modelos, con posibilidad de asignar prácticamente cualquier control que se nos ocurra, como funciones de teclado, multimedia, texto, ejecutar programas y por supuesto macros.

A esta se le añade ahora funciones de mando de juego como joysticks analógicos o respuesta variable a la presión. Desde el panel de personalización podremos modificar la gráfica de potencia asociada a la tecla como si de un gatillo se tratase. Servirá por ejemplo para utilizar las WASD como acelerador progresivo, o para correr más o menos rápido. Esto por supuesto requiere un extra de sensibilidad y experiencia de manejo de las teclas, siendo más complicado que usando el típico mando al existir menos margen de error.

La respuesta analógica de las teclas nos permite configurar cada punto de actuación de ellas desde los 1,5 mm hasta los 3,6 mm. Esto en principio será muy útil para aquellos usuarios que deseen un punto con una pulsación más desarrollado o prácticamente al hacer contacto con el final de recorrido. Pero además podremos configurar el punto en el que se libera la acción para así ajustar el rango según nuestro método de teclado.

Y para aprovechar al máximo el recorrido personalizable de la tecla, podremos asignar una segunda función que se active cuando lleguemos a un segundo punto de actuación en el mismo recorrido. De nuevo, necesitaremos de tota nuestra habilidad y práctica con estas teclas para llevar a cabo estas acciones con la máxima precisión. La técnica para utilizar estas funciones no se gana de un día para otro, requieren práctica y especial sensibilidad por nuestra parte, algo que en los juegos no es tarea sencilla.

Palabras finales y conclusión acerca del Razer Huntsman V2 Analog

Las sensaciones que nos ha dejado este Razer Huntsman V2 Analog son verdaderamente únicas. Tanto que podría suponer una completa readaptación en la forma de jugar para conseguir utilizar las nuevas funciones que nos permiten sus interruptores analógicos.

Para un usuario que simplemente juegue o teclee pulsando hasta el fondo cada tecla, quizás no va a tener mucho sentido este modelo. Su esencia realmente está en aprovechar su capacidad de personalización, modificar su recorrido, añadir hasta dos funciones en dos puntos de actuación, o usar las teclas WASD como joystick analógicos o gatillos. Será algo que solo se podrá controlar bien con práctica y habilidad, quizás la parte más complicada.

Te recomendamos la lectura de los mejores teclados del mercado

Para aquellos otros que simplemente quieran obtener la experiencia que deja esta nueva versión, podemos decir que son los mejores interruptores del fabricante. Gran estabilidad, recorrido sin sonido ni rozamiento y respuesta instantánea con 1000 Hz de polling rate y accionamiento óptico. Las teclas PBT con tipografía mejorada e iluminación Razer Chroma son una maravilla.

Otros elementos por los que este teclado es casi perfecto son la incorporación y mejora de su reposamuñecas acolchado con unión magnética, su panel multimedia, ergonomía de teclas o como no, tener distribución en español. Cuenta con un puerto USB 3.0 en la zona lateral y conexión USB-C principal con adaptador. Quizás el cable es el punto más controversial, de calidad, pero muy rígido y con dos cordones independientes poco manejables.

Sin duda el Razer Huntsman V2 Analog es uno de los teclados más destacados que se lanzarán este año. El fabricante siempre sabe como dar a sus fieles periféricos diferentes y con prestaciones que ningún otro fabricante tiene en el mercado. Muy recomendable para los usuarios más exigentes y que quieran redefinir su experiencia con teclados mecánicos.

VENTAJAS

INCONVENIENTES

+ INTERRUPTORES ÓPTICOS ANALÓGICOS

– CORDÓN MUY RÍGIDO Y DE DOBLE CABLE SEPARADO
+ NUEVAS FUNCIONES AL TENER PUNTO DE ACTUACIÓN CONFIGURABLE

+ LATENCIA INEXISTENTE Y N-KEY ROLLOVER

+ TECLAS PBT CON RECORRIDO SIN SONIDO

+ DISEÑO Y CONSTRUCCIÓN EN ALUMINIO

+ REPOSAMUÑECAS ACOLCHADO

El equipo de Profesional Review le otorgamos la medalla de platino y producto recomendado

Razer Huntsman V2 Analog

DISEÑO - 96%
ERGONOMÍA - 97%
INTERRUPTORES - 100%
SILENCIOSO - 95%
PRECIO - 88%

95%

Recent Posts

  • Tutoriales

X670E vs X670 vs B650, la comparativa de chipsets AMD que buscas

¿Dudas sobre cómo ha quedado el reparto de especificaciones en chipsets? Aquí tienes la comparativa…

3 horas atrás
  • Tutoriales

¿Son los auriculares inalámbricos Samsung los mejores?

Los auriculares inalámbricos Samsung se están volviendo muy famosos, con la línea de productos Galaxy…

4 horas atrás
  • Reviews

Corsair K70 RGB TKL Optical-Mechanical Review | Análisis

En esta ocasión, os traemos el análisis del teclado Corsair K70 RGB TKL Optical-Mechanical: con…

6 horas atrás