Tutoriales

Intel Z490 – Todo lo que debes saber sobre esta generación de placas base

El lanzamiento de los nuevos procesadores Intel Comet Lake-S es un hecho, y con esto la marca azul renueva todo su arsenal de CPU para escritorio y portátiles. Y junto a ellos, para soportar las altas frecuencias de hasta 5,3 GHz, mejorar la entregar de energía y ampliar la conectividad, estrenamos nueva plataforma LGA 1200 con chipset Intel Z490.

Aquí vamos a explicar todas las novedades que traen consigo estas nuevas placas y las claves para nunca fallar en la compra. En total aparecerá más de 40 nuevas placas de todos los fabricantes, y MSI entre los que más modelos incorporará con muchas novedades especialmente en su gama alta.

Nueva plataforma: más potencia y más núcleos

Intel tiene claro que para luchar contra su eterno rival AMD necesita crear procesadores con más núcleos y conmás IPC, con una limitación tan importante como es la de mantener el proceso de fabricación en 14 nm en lugar de baja a los tan ansiados 10 nm.

Los anteriores Coffee Lake dominaban sobre todo el mercado de configuraciones gaming gracias a sus altas frecuencias. Aún con la llegada de los potentes Ryzen 3000, todavía en este terreno se defendía bastante bien con su 9900K principalmente, pero se han visto claramente superados en potencia bruta.

La respuesta tiene nombre propio y se denomina Comet Lake-S, la nueva generación de procesadores, y ya van 10, con 14 nm en el que tenemos más novedades que nunca, por ser el broche final a esta litografía o eso esperamos. Esta familia de CPU ha apostado por adoptar de forma completa la tecnología multihilo HyperThreading, no solo en sus i9, sino en los i3, i5 e i7. La marca azul no se puede andar con rodeos ni limitaciones, así que todo lo que sirva para subir potencia, bienvenido sea.

Y esto solo es el comienzo, porque en las unidades tope de gama se aumenta el recuento de núcleos físicos (C) hasta 10 y lógicos (T) hasta 20, quedándonos con un panorama en donde tenemos 4C16T para los i3, 6C/12T para i5, 8C/16T en los i7 y como decimos, 10C/20T para los i9. De esta forma, un i7 ahora debería de rendir como el 9900K, mientras que los i9 suben un escalón, y además estrenando frecuencia Turbo Max Boost 3.0, para llegar a los 4,8 GHz en todos los núcleos y hasta 5,3 GHz en un solo núcleo en modo ráfaga. El TDP de las unidades bloqueadas se mantiene en 65W mientras que la serie K aumenta hasta los 125W lo que pondrá en mayores aprietos a las placas y su VRM.

El VRM cobra aún más importancia

Precisamente es una de las claves de la plataforma con chipset Intel Z490. El VRM se encarga de suministrar toda la energía al procesador y a memoria RAM, junto con fases extras para ranuras de expansión y resto de elementos. Y todas las nuevas placas presentadas soportarán más de 600A de forma asegurada con MOSFETS de 50A o más.

MSI es uno de los fabricantes que más fases suele implementar en sus modelos, y en esta ocasión están partiendo de configuraciones de 12 fases de alimentación para dar soporte a procesadores Core i9 con 125W de TDP. Claro que si planeamos hacer overclocking con alguna CPU de la serie K, deberíamos de subir a los modelos de gama alta partiendo de la MSI Gaming Edge WiFi. Y si vamos directamente por los i9, entonces deberíamos de plantearnos una de las que utilizan 16 fases de 90A como la Z490 UNIFY, ACE o la impresionante GODLIKE a la que haremos bastantes referencias en los siguientes apartados.

VRM MSI Z490 ACE

Esta nueva generación de placas no solo mejora en cuestión de MOSFETS, sino también en la gestión de energía con EPU de mayor nivel para ajustes más detallados en la señal, aumento de telemetría en la BIOS y más parámetros disponibles para el usuario. Parece que todos los fabricantes han apostado en sus fagships por implementar dobladores, excepto Asus que aún omitiéndolos gestiona las fases dos a dos. Este recurso se usa para mejorar la gestión de energía y evitar un mayor sobreesfuerzo en la señal PWM a grandes intensidades.

Con placas preparadas para superar los 1000A, veremos disipadores XXL en casi todas las placas base, especialmente en aquellas que tenga 14 fases o más y con convertidores de 90A. Pensemos que el paso de tan alta intensidad hace que se alcancen temperaturas muy elevadas, comprometiendo la estabilidad de la plataforma. MSI es la única que ha apostado en su gama alta por añadir refrigeración activa, concretamente serán uno o dos ventiladores posicionados de forma vertical bajo el protector EMI y con admisión de aire por el panel trasero de E/S.

Interfaz de memoria mejorada

La alimentación del SoC no es muy diferente de las generaciones anteriores, la disminución de litografía en los bancos DDR4 permite ahora instalar módulos de hasta 32 GB por unidad. De esta forma, absolutamente todas las placas Z490 permitirán instalar hasta 128 GB de memoria en Dual Channel, excepto aquellas ITX con solo dos bancos.

Lo que sí cobra más importancia de cara a usuarios gamer es la frecuencia máxima soportada, en donde todas las placas MSI parten de los 4800 MHz compatibles con perfiles XMP 2.0. Y si esto nos parece aún poco, todos los fabricantes cuentan con algún modelo que llega a los 5000 MHz, concretamente dos de MSI, una de Asus y 3 de Gigabyte.

MSI ha dado un pasito más en su tecnología DDR4 Boost para añadir lo que ellos llaman el “Tabbed Routing”. Se trata de una nueva tecnología de enrutamiento para mejorar el intercambio de señal entre las memorias y la CPU. Se supone que al estar los carriles de datos tan juntos aparecen interferencias entre ellos, y en las palabras de 64+64 bits que circulan en ida y vuelta. Así que MSI ha rediseñado estas pistas con una especie de pestañas que se ven muy bien en la imagen mostrada. Con esto consigue mejorar la calidad de la señal aumentado en 200 o 300 MHz la capacidad de las placas Z490 frente a las Z390, llegando a los 5000 MHz de forma impecable.

En este aspecto cobra bastante importancia el chipset Intel Z490, siendo precisamente una de sus novedades la sustancial mejora en la frecuencia de comunicación entre CPU y SoC. Junto a ella, podremos ver a continuación las novedades que añade en conectividad.

Chipset Z490 preparado para PCIe 4.0

Arquitectura y carriles Chipset Intel Z490

Ojo, es importante señalar que por ahora, ninguna de las placas base con chipset Z490 estará dotada de conectividad PCIe 4.0. No debemos caer en el error de confundir estas placas con las X570 que sí tiene Gen4 ya activado.

Como bien señalan todos los fabricantes, el chipset Z490 estaría listo para subir a 4.0 sus carriles, pero Intel está limitando esto mediante microcódigo por el simple hecho de que sus procesadores Comet Lake-S aún no disponen de esta capacidad. De hecho aún continúan teniendo 16 carriles PCIe 3.0, manteniendo lógicamente la interfaz de comunicación por DMI 3.0 a 8 GB/s.

LGA 1200 es un socket de nueva generación que debería de mantenerse unos años más incluso si se baja a los 10 nm. Por ello los fabricantes se han asegurado de construir placas base que soporten perfectamente los casi 2 GB/s de transferencia en subida y bajada simultánea en los carriles PCIe. Al menos sabemos que nuestra compra no se va a quedar desfasada, pero este aspecto hace que AMD esté un paso por delante.

El recuento total de carriles no obstante, favorece a Intel, ya que a los 16 de la CPU se incluyen 24 carriles funcionales del chipset haciendo un total de 40. Mientras tanto, AMD tiene 20 de la CPU junto a 16 del chipset funcionales sin contar los 4+4 para la interfaz de comunicación CPU – chipset.

En estas placas tenemos una configuración de almacenamiento asegurada como es la de 2 ranuras M.2 PCIe 3.0 x4 NVMe y hasta 6 puertos SATA III a 6 Gbps. A esto lo podemos sumar en los modelos de gama alta y media/alta de la plataforma una tercera ranura M.2 con idéntica capacidad aunque compartiendo carril con dos puertos SATA. En estos tenemos asegurado soporte para RAID 0, 1, 5 y 10, así como unidades Intel Optane Memory e Intel Rapid Storage. Esperamos que en un futuro cercano se amplíe el soporte a 4.0, ya que actualmente existen SSD en esta generación llegando a los 5000 MB/s

Esta buena capacidad de carriles también se salda con capacidad asegurada para MultiGPU AMD CrossFireX de 2 vías y Nvidia SLI de 2 vías, añadiendo triple GPU AMD para las placas de gama alta. Claro que esta configuración será de hasta tres ranuras PCIe x16 que funcionarán en: x16/x0/x4 o x8/x8/x4, por limitación de carriles en la CPU. Siempre dos de estas ranuras van a la CPU, mientras que la tercera va al chipset, junto a 1, 2 o 3 ranuras PCIe 3.0 x1 para extender conectividad.

Es una gran capacidad, aunque si queremos aprovechar la máxima velocidad de tres tarjetas gráficas o incluso cuatro, deberíamos de optar por la plataforma LGA 2066 de Intel o la TRX40 de AMD con sus Threadripper.

Gran salto a nivel de conexiones de red

Es un apartado digno de destacar, ya que el chipset Intel Z490 cuenta con soporte integrado para conectividad Wi-Fi 6, mientras que en el Z390 era de tipo AC.

Esto no significa que todas las placas Z490 tengan Wi-Fi 6, sino que serán susceptibles de añadir dicha tarjeta de red mediante ranura M.2 CNVi como ocurre en muchos de los modelos disponibles, en MSI concretamente son 7 variantes. Recordemos que este nuevo estándar IEEE 802.11ax llegará a su máxima capacidad con un router Wi-Fi 6 para darnos capacidad Dual Band hasta 2,4 Gbps en 5 GHz y más de 500 Mbps en 2,4 GHz con MU-MIMO y OFDMA a 160 MHz. Concretamente se está utilizado el chip Intel AX201 que además actualiza el Bluetooth a 5.1.

No es todo ni mucho menos, ya que MSI ha implementado en absolutamente todas sus placas Z490 conectividad LAN a 2,5 Gbps gracias a un chip Realtek 8125B. Esto es una gran noticia para cualquier usuario que cuente con un NAS o Router de gama alta y requiera una conexión de alta velocidad sin latencia, ya que no son muchos los usuarios que aún tienen router Wi-Fi 6.

En modelos como la Z490 Tomahawk o la ACE se incluye un segundo chip Intel I219-V de 1 Gbps para usarlo por ejemplo para el acceso a Internet. Y en la GODLIKE en concreto se sube el nivel a 2,5G + 10G añadiendo un chip Aquantia para creadores de contenido, diseñadores o gamers profesionales.

Aumento de conexión E/S con USB 3.2 Gen2x2 y Thunderbolt

Continuamos con las claves del chipset y Z490 y todo lo que debemos saber, y como no, el usuario quiere conocer la conectividad de periféricos. Y esta vez el chipset va a ofrecernos en principio la misma capacidad máxima de puertos con hasta 14 puertos USB 2.0 a 480 Mbps, equivalente a 6 puertos USB 3.2 Gen2 a 10 Gbps, o bien 10 puertos USB 3,2 Gen1 a 5 Gbps o el equivalente en conectividad Thunderbolt 3 a 40 Gbps.

De esta forma los fabricantes estarían consumiendo entre 4 y 6 carriles PCIe para periféricos en configuraciones que parten de los 6 puertos USB en su panel trasero y que llegan a los 10. De ellos, al menos 4 suelen ser siempre USB 3.2 Gen1 con posibilidad de otros 2 o más 3.2 Gen2 y en lo modelos más básicos 2 o 4 puertos USB 2.0. Todo es cuestión de ver las especificaciones del modelo en concreto y conocer las distintas interfaces, que por supuesto admiten ampliación en panel frontal con entre 5 y 7 puertos extra.

Puede haber quedado algo lioso esto último, pero lo que queda claro es que la conectividad va a ser excelente. Y aún más si optamos por la placa MSI Carbon WiFi o la ITX Unify, ya que cuentan con puerto USB 3.2 Gen2x2 a 20 Gbps, siendo prácticamente las únicas excepto la Extreme de Asus y la Taichi de ASRock. Y podemos ir un paso más lejos añadiendo Thunderbolt 3 en las GODLIKE y Unify ITX, con 2 puertos para la primera y otro para la segunda. El resto de la gama alta incluye una cabecera interna para añadir tarjetas Thunderbolt 4 mediante PCIe.

Funciones extras para las placas Z490

Aún quedan funcionalidades propias que introducen los fabricantes para diferenciar su producto. Uno de los más extendidos, y que aparece en todas las placas es la sincronización con iluminación. Esto se lleva a cabo con 3 o 4 cabeceras según modelo, y en muchos casos con LED integrados y gestionables por software.

Otra integración interesante es la de botones on-board para añadir funciones como el apagado o reset de la placa, activación o desactivación de la iluminación, o modos OC de energía para la CPU. Y para aquellos que piensen sacar el máximo de la CPU necesitarán respaldo con doble BIOS, y botones para Clear CMOS y Flash BIOS en el panel trasero. Todas o casi todas las placas cuentan con sistemas de gestión de ventiladores y bombas de agua en la BIOS y mediante software con más de 5 cabeceras por placa.

Por último y no menos importante está la configuración de sonido, que aunque no se haya estandarizado completamente, la mayoría de modelos utilizan el codec Realtek ALC1220. La calidad es importante y esta versión asegura soporte de hasta 8 canales de audio a 24bits/192kHz, puerto digital S/PDIF y en algunos casos DAC dedicado para headset de hasta 600Ω.

Placas MSI Z490 – Las claves para elegir lo que necesitas

Centrándonos en las placas base Intel Z490 que ofrece MSI, están disponibles por ahora un total de 10 modelos clasificados en diferentes categorías. Estos se pueden ajustar a lo que cada uno necesitéis.

Resumen especificaciones placas MSI Z490

Placas de gama premium

Empecemos en primer lugar por las placas Z490 de mayores prestaciones del fabricante, en las que podremos meter un total de 4 modelos, una de ellas E-ATX, dos ATX y una ITX.

En este grupo, la MSI MEG Z490 GODLIKE es la versión más potente y de mayores prestaciones, diseñada espacialmente para overclocking con un VRM de 16 fases a 90A con doble ventilador y un formato E-ATX de enorme capacidad. En ella se encuentran dos puestos LAN 10G + 2,5G junto a Wi-Fi 6, así como los dos puertos Thunderbolt 3 antes comentados. No solamente es una placa para gaming, sino que viene ideal para creadores, soportando memorias de 5000 MHz e incluyendo una tarjeta de expansión para 4 SSD NVMe extra.

Si bajamos un peldaño en coste tenemos la MSI MEG Z490 ACE, con una increíble estética renovada y repitiendo con 16 fases de 90A, aunque con un solo ventilador. Si la tarjea de expansión extra y el formato E-ATX de la GODLIKE nos sobra, esto es lo mejor que tiene MSI. Con idéntica conectividad M.2 y suprimiendo el Thunderbolt por un útil USB 3.2 Gen2x2. La conectividad de red también baja a 1G + 2,5G + Wi-Fi 6.

Y si no queremos renunciar a todo lo anterior, pero necesitamos un precio más ajustado entran en escena la MSI MEG Z490 Unify y la MSI MEG Z490I Unify ITX. El formato completo es prácticamente una ACE pero con estética más conservadora y con una sola interfaz LAN 2,5G. Mientras que la versión ITX continúa con MOSFETS de 90A pero en solo 8 fases por límite de tamaño. Esta incluye Thunderbolt 3, y doble ranura M.2, siendo de las mejores opciones para pequeños equipos gaming ITX.

Placas base Gaming

Bajamos ahora un peldaño más para situarnos en las placas que posiblemente sean las más vendidas por su excelente relación entre prestaciones, conectividad y precio.

La MSI MPG Z490 Gaming Carbon WIFI se puede equiparar a la ROG Strix de Asus por ejemplo, siendo una placa provista de 12 fases de 60A, conectividad Wi-Fi 6 y doble ranura M.2. En este modelo podremos instalar memorias de hasta 4800 MHz y procesadores i7 e i9 sin problema, aunque quizás las opciones anteriores sean más adecuadas para el overclocking.

La MSI MPG Z490 Gaming Edge WIFI se presenta en dos variantes, siendo una buena noticia para aquellos usuarios que aún utilizan un chasis Micro-ATX. De hecho es de los pocos fabricantes que aún tienen un modelo en este tamaño, lo cual es de valorar de cara a la versatilidad. Entre ellas dos y la Carbon, hay poquitas diferencias salvo el diseño, algo más básico por supuesto y un disipador de VRM y conectividad trasera algo más justitos.

Esta serie de placas incluyen cabecera para tarjeta de expansión Thunderbolt con un total de 7 puertos USB para la Carbon en donde 5 de ellos son 3.2 Gen2 y 8 para la Edge, con solo 2 a 10 Gbps. Estas placas cuentan con doble conexión de vídeo HDMI y DisplayPort para usuarios que quieran tirar de gráficos integrados, así como Wi-Fi 6, LAN 2,5G y sonido ALC1220.

Placas para Gaming convencional y propósito general

Si nuestro presupuesto es más ajustado no debemos desesperar, porque salen al rescate otros dos modelos como son la MSI MPG Z490 Gaming Plus y la MSI MAG Z490 Tomahawk. De hecho este último modelo es muy atractivo de cara la conectividad, ya que tiene doble conexión LAN 2,5G + 1G y USB 3.2 Gen2x2, que vendrá muy bien a usuarios que usen varias conexiones de red.

En ninguno de los modelos tenemos Wi-Fi, es normal que recorten en ciertos aspectos. La conectividad no está nada mal con 6 y 8 puertos respectivamente de los cuales dos serán siempre 10 Gbps. En ambos casos seguimos teniendo doble conexión de vídeo, tarjeta de sonido con 6 salidas traseras y un bonito diseño con iluminación integrada.

Estas placas cuentan con VRM de 12 fases a 55A, por lo que son muy válidas para overclocking de un posible i5-10600K, o incluso un 10700K, aunque para los i7 e i9 mejor subir a los escalones anteriores. En ambos casos tenemos doble conectividad M.2 para almacenamiento NVMe, aunque solo la Tomahawk tiene disipadores en ambos slots.

Placa económica

Para terminar la lista de placas MSI Z490 tenemos el modelo más discreto de todos, la MSI Z490-A PRO destinada a los usuarios con presupuestos más ajustados o menos pretensiones sin renunciar al chipset de gama alta de la marca azul.

Esta placa cuenta con doble ranura M.2 como las anteriores, aunque el diseño es más básico y con menos disipadores en todos los elementos principales. El VRM reduce los 12 MOSFETS a 50A, aunque sigue soportando memorias hasta 4800 MHz y AMD CrossFire de 2 vías. Incluso este modelo tiene LAN 2,5G, aunque sin Wi-Fi, y la tarjeta de sonido baja un par de escalones con el modelo ALC892 que se antoja un poco más básico de cara al gaming o creadores. Tampoco tenemos iluminación integrada, aunque sí cabeceras para sincronización.

Conclusiones sobre placas Z490

Ya conocemos un poco mejor las características de las nuevas placas Z490, más concretamente las que ofrece MSI. Un total de 10 modelos (por ahora) apostando por estandarizar el puerto LAN 2,5G, y una excelente conectividad y soporte para CPU desbloqueadas Intel Comet Lake-S de 10ª Gen.

Te recomendamos la lectura de las mejores placas base

No sabremos si en un futuro se podrá habilitar la capacidad PCIe 4.0 en el chipset, aunque mucho nos tememos que habrá que esperar a la siguiente generación de procesadores. Serán placas intel z590 válidas para unos cuantos años, siendo sin duda una gran inversión si decidimos ser fieles a Intel.

Recent Posts

  • Placas base

Ya hay reviewers recibiendo unidades de X670E: AMD confía en sus placas

AMD X670E está cerca y ya hay unidades de review siendo enviadas por parte de…

3 horas atrás
  • Tarjetas gráficas

Micron ya produce las memorias GDDR6X @ 24 Gbps para RTX 40

Micron anuncia que ya está comenzando la producción de sus memorias GDDR6X con una velocidad…

5 horas atrás
  • Tarjetas gráficas

Nvidia RTX 30: Caen sus precios de cara al lanzamiento de RTX 40

Las tarjetas gráficas RTX 30 ya comienzan a caer de precio. EVGA, junto con el…

6 horas atrás